Rescate de inmigrantes en el Mediterráneo
Imagen de las fuerzas armadas alemanas de rescatando a inmigrantes procedentes de las costas libias. EFE

Guardacostas italianos y buques de varias nacionalidades rescataron a lo largo del fin de semana un total de 5.851 personas que desde diversas embarcaciones intentaban llegar a Europa. A los 3.480 inmigrantes localizados el sábado se unen los 2.371 salvados este domingo, en un total de 15 operaciones de rescate.

Los inmigrantes viajaban en nueve barcazas y seis lanchas neumáticas, que se encontraban a unas 45 millas de la costa de Libia, y el servicio de guardacostas precisó que se recibieron llamadas de auxilio a través de un teléfono satélite.

En las operaciones de salvamento de este domingo intervinieron el buque de la Armada británica 'Bulwark', la nave de Médicos sin Fronteras 'Bourbon Argos' y naves del dispositivo Frontex de la Unión Europea, en particular una inglesa, una sueca, una española y la 'Fasan' de la Marina italiana y la 'Dattilo' de la Guardia Costera.

En las realizadas a primera hora del domingo participaron tres buques, un avión ATR42 y una unidad de la Guardia de Finanzas. Además intervinieron unidades de la Marina Militar, el remolcador 'Phoenix', los buques de la marina militar alemana 'Hessen' y 'Berlin' y el 'Le Eithne', de la marina irlandesa, que se encontraban en las aguas al sur de Sicilia, precisó el servicio de guardacostas.

El servicio de guardacostas recibió llamadas de auxilio a través de un teléfono satélite

La organización con sede en Malta Migrant Offshore Aid Station (MOAS), señaló que además participó en este rescate el buque de la Armada británica 'HMS Bulwark' y que las embarcaciones habían sido localizadas el sábado por la mañana.

MOAS indicó en un comunicado que cinco de las pequeñas embarcaciones estaban repletas de personas, la mayor parte de ellas procedentes de Eritrea según las primeras informaciones. En una de ellas hasta 250 personas estaban hacinadas en una pequeña bodega de madera, mientras que otras tantas permanecían en la cubierta.

La organización maltesa indicó que los inmigrantes podrían haber partido del oeste de Libia durante una tregua en los enfrentamientos entre las milicias que operan en esa zona del país y los yihadistas del grupo radical Estado Islámico.

Unas 46.500 personas trasladadas a Italia

Según las cifras de MOAS, estos últimos rescates elevan en lo que va de año a 80.000 el número de personas salvadas de las aguas del Mediterráneo o que han conseguido alcanzar las costas europeas por sus propios medios.

En cuanto a las cifras de inmigrantes que han sido trasladados a las costas italianas, la ONU cifra en 46.500 las personas que han sido rescatadas en los cinco primeros meses del año, un 12% más que en el mismo periodo del año anterior

El Gobierno italiano pronostica que a lo largo del año llegarán unos 200.000 inmigrantes al país por mar, 30.000 más que el año pasado.

El pasado fin de semana, el Ministerio de Interior de Italia reconocía verse colapsado ante el traslado de unos 5.000 inmigrantes en 48 horas a las costas italianas, ya que los centros para alojar a estas personas se encontraban repletos. El director ejecutivo de la Agencia de Control de Fronteras Exteriores (Frontex) de la UE, Fabrice Leggeri, lo calificó como "la oleada más grande de inmigrantes que hemos visto en 2015".

La UE busca soluciones

La Unión Europea estudia soluciones para atajar el drama de la llegada de inmigrantes a las costas del continente, mientras centenares de personas son socorridas prácticamente a diario, en su mayoría en las aguas del Canal de Sicilia. El ministro británico de Defensa, Michael Fallon, hizo este sábado un llamamiento a la Unión Europea para que "se ponga de acuerdo y afronte el problema de raíz", en declaraciones a un canal de televisión italiano.

También sobre este problema habló este domingo el presidente de la región Lombardía (norte), Roberto Maroni, de la xenófoba Liga Norte, que reiteró su negativa a acoger más inmigrantes y afirmó que los municipios que acepten a inmigrantes ilegales dispondrán de menos recursos financieros para su gasto.

"Es un hecho gravísimo, escribiré una carta a los prefectos lombardos para persuadirles de no acoger a más inmigrantes clandestinos en la región y también a los alcaldes para que se nieguen a aceptarlos porque no deben estar", afirmó. "A los alcaldes que los reciban, reduciremos las transferencias regionales como desincentivo para la gestión de los recursos", agregó.