El niño de 6 años vecino de Olot (Girona) que está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona tras diagnosticársele difteria "sigue en estado muy grave", según ha informado el centro sanitario. El menor no estaba vacunado de esta enfermedady es el primer caso que se detecta en 28 años en España y en 32 años en Cataluña.

El niño llegó este jueves a Urgencias del Hospital de Olot, aunque los síntomas habían empezado el 25 de mayo -tenía cefalea, fiebre y dificultades para tragar-, y no fue hasta el viernes que le hicieron pruebas específicas, según especifica una alerta sanitaria sobre el caso emitida el lunes por el Ministerio de Sanidad. Los resultados de las pruebas no llegaron hasta el sábado y confirmaron que el pequeño estaba afectado por la bacteria de la difteria.

El niño estuvo de colonias la semana pasada con compañeros de su edadEl mismo día, el niño fue trasladado a la UCI pediátrica del Vall d'Hebron, donde este martes sigue ingresado en estado grave, intubado y con ventilación asistida; desde el domingo el niño recibe un tratamiento con antitoxina diftérica que ha llegado de Francia.

Desde el departamento de Salud de la Generalitat se ha recordado que siguen trabajando para localizar y tratar a las personas que han estado en estrecho contacto con el menor en los días previos a la manifestación de la enfermedad. La subdirectora general de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat, Mireia Jané, ha explicado que el niño estuvo de colonias la semana pasada con compañeros de su edad y "con otros cursos del mismo colegio y de otros".

Por esta razón, desde el sábado -cuando Salud confirmó el caso-, la Conselleria está siguiendo a entre 100 y 150 personas que han estado en contacto con el menor, principalmente familiares, compañeros de escuela y personal sanitario -especialmente al que atendió al menor inicialmente, cuando se desconocía su enfermedad-. En relación a los escolares, Jané ha destacado que "se están revisando sus calendarios de vacunación y administrando dosis a los que no tenían una correcta administración o ni siquiera la habían recibido", un proceso complejo.

No estaba vacunado

Los padres del niño habían rechazado vacunarlo, según ha precisado el epidemiólogo del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, quien ha añadido que cerca de un 10% de la población catalana no está correctamente vacunada, "bien sea por alergia, por pautas incompletas o por decisión propia", como el caso del pequeño afectado.

La vacuna está incluida en el calendario sistemático y se recomienda de forma generalizada porque "es muy efectiva", ha remarcado Trilla, que ha destacado que la decisión de aplicar la vacuna recae en los padres. "Es muy importante que los niños estén bien vacunados", ha subrayado Jané, que ha destacado que si no se había dado ningún caso en España desde 1987 es precisamente por la correcta vacunación en la primera etapa de la infancia, de entorno al 90%. Trilla ha concretado que todavía "no hay ninguna hipótesis y de desconoce el origen del contagio del menor", aunque el país más cercano a España donde se han registrado casos es en Rusia.

La difteria es una enfermedad infecciosa producida por la bacteria 'corynebacterium diphtheriae', especialmente agresiva con menores de cinco años y ancianos, y se transmite a través de las vías respiratorias, principalmente por tos y estornudos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.