Tania Sánchez, exdiputada de IU de la Asamblea de Madrid y promotora de Convocatoria por Madrid, ha sido imputada por prevaricación, tráfico de influencias y malversación por los contratos que el Ayuntamiento de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid adjudicó a la cooperativa Aúpa, controlada por su hermano. Ella, entonces, era concejala del municipio.

Sánchez declarará como imputada el próximo 23 de junio en el Juzgado de Instrucción número 6 de Arganda del Rey.

La providencia judicial, fechada el pasado 27 de mayo, llega tras la querella que el Partido Popular presentó en enero contra la excandidata de IU a la Comunidad de Madrid y contra el alcalde de Rivas, entre otros. El PP presentó la querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), pero éste se declaró incompetente ante la pérdida de aforamiento de Tania Sánchez tras dejar su acta como diputada en la Asamblea de Madrid, coincidiendo con su salida del partido.

También han sido citados por los mismos delitos su padre, el concejal Raúl Sánchez Herranz; su hermano, Héctor Sánchez Melero, beneficiario de los contratos; el alcalde en funciones del municipio, Pedro del Cura; y las funcionarias Yolanda Pérez y Abril Barceló, exsocias de Héctor Sánchez. Los dos primeros, como Tania Sánchez, declararán el día 23. El primer edil, Pérez y Barceló lo harán un día antes. Hace dos meses, el juez acordó incoar diligencias previas para investigar los hechos denunciados.

En su querella, el PP acusaba a todos los mencionados de participar en el diseño de un "entramado criminal continuado en el tiempo" para "beneficiar a amigos y familiares". Ésta relata que dicha "trama" se encargó de que tuviese lugar una "adjudicación sistemática de contratos públicos" a favor de Aúpa, la cooperativa en la que "participaban o tenían intereses de diversa clase los querellados", siendo administrador único de la misma Héctor Sánchez.

"El PP tiene interés en desacreditarme"

La respuesta oficial de Tania Sánchez no se ha hecho esperar. Sánchez, en un breve comunicado, asegura que la querella interpuesta (y que ha dado origen a la imputación), responde a un interés político del PP para "desacreditarla" y que además "carece de cualquier fundamento". Sánchez ha mostrado su "absoluta tranquilidad" ante el desarrollo de la causa, y también dice que esta permitirá "reiterar las explicaciones y solicitar el archivo de la causa".

Consulta aquí más noticias de Madrid.