Ligera bajada de temperaturas. "Hay que olvidarse de la piscina hasta el lunes". Quien habla así es Fermín Elizaga, jefe de predicción del Instituto Nacional de Meteorología (INM).

El tiempo se ha estropeado de nuevo, tras un mes de mayo bastante lluvioso, y el sol no volverá hasta la semana que viene.

Las temperaturas bajaron este viernes en la mitad norte peninsular, con máximas de 20 grados.

Chubascos débiles

Habrá chubascos débiles, "lo normal en el final de la temporada primaveral", señala Elizaga. Este viernes, las lluvias fueron frecuentes en el sur y el centro peninsular: Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha y la parte occidental de Andalucía, y con chubascos débiles en Galicia y la cornisa cantábrica.

El sábado y el domingo, los chubascos se trasladarán a la mitad norte de España.

Si se quiere hacer una escapada este fin de semana en busca de buen tiempo, lo mejor es el litoral mediterráneo en su vertiente sur, donde hay muy pocas posibilidades de lluvias y las temperaturas oscilarán entre los 26 y 28 grados, pudiendo superar los 30 en Murcia. Es el mejor destino para llevarse el bañador.