El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha valorado este sábado que tras los comicios del pasado domingo "la mayoría de los ciudadanos quieren políticas de izquierdas, un cambio a la izquierda presidido por el diálogo y la estabilidad".

Sanchez ha transmitido este mensaje en su discurso ante los miembros del Comité Federal, el máximo órgano del partido entre congresos, que se han reunido en la sede de Ferraz para fijar los criterios de la política de alianzas tras las elecciones municipales y autonómicas.

Allá donde nos pidan apoyo seremos muy exigentes en las políticas de izquierdas que representa el PSOE En su alocución, Sánchez ha reconocido que el resultado obtenido por los socialistas tras el 24-M "es mejorable": "Tenemos que saber por qué hay ciudadanos que prefieren luchar en las 'mareas' ciudadanas antes que hacerlo con los socialistas. Necesitamos una mayor apertura, liquidar barreras burocráticas con el ciudadanos. Necesitamos abrirnos a todos los ciudadanos progresistas , no sólo a nuestros militantes".

"Somos la izquierda que atrae al centro, somos la primera fuerza de izquierdas de España, pero no es suficiente", ha reiterado el secretario general de los socialistas. "Nosotros no giramos, nos reafirmamos en nuestros principios", ha agregado.

De cara a posibles pactos postelectorales, Sánchez ha convocado a "una mayoría social" y ha llamado a "trabajar a todos para poner fin al tiempo de Mariano Rajoy", se ha referido a los candidatos por el partido que aspiran a gobernar en municipios y comunidades. "Compañeros, contáis con nuestro apoyo para abrir un nuevo tiempo", les ha dicho.

A tenor de las alabanzas vertidas en su discurso a algunos 'barones' territoriales, Sánchez ha apuntado a que el PSOE gobernará en Asturias, Extremadura, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Baleares y Aragón, además de en Canarias dando sustento a CC. En esta lista, ha dejado sin citar al candidato de Madrid, Ángel Gabilondo, y a los de Castilla y León y Murcia, donde los socialistas, además de Podemos, dependen de Ciudadanos.

También ha lanzado un mensaje a otros partidos: "Allá donde nos pidan apoyo seremos muy exigentes en las políticas de izquierdas que representa el PSOE", ha indicado.

Para el secretario general, los enemigos del PSOE "no tienen siglas: son el paro, la desigualdad", ha enumerado. También ha hecho un guiño a las políticas de Susana Díaz en Andalucía al destacar que su inversión en dependencia en esta comunidad ha sido mayor que la del Gobierno de Rajoy en toda España.

Se presentará a primarias para ir a las generales

Sánchez ha confirmado además que concurrirá a las primarias del 26 de julio para designar al candidato a presidente del Gobierno con "humildad, responsabilidad y mucha ilusión", ha proclamado en presencia de los 'barones' territoriales, entre ellos, la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz.

Los más de 200 miembros del Comité Federal han brindado su ovación a Sánchez, a la que se ha sumado Díaz, quien durante los últimos meses, ha mantenido la incógnita de si se presentaba o no a la consulta interna. La presidenta andaluza afirmó el pasado jueves, tras reunirse con Sánchez en Ferraz, que no estaba pensando en las primarias y que este proceso era algo que no preocupaba a los ciudadanos en este momento.

"El PP se ha autoexcluido de los pactos"

Por otro lado, ha asegurado que ha sido el PP el que se ha "autoexcluido" de los posibles pactos postelectorales por su política "frentista" y sus medidas de recortes que les ha hecho "quedarse solo".

"En estos último cuatro años, es el PP el que ha practicado una política frentista y por eso, se ha quedado solo. Nadie les excluyó. Su soberbia y su mayoría absoluta les hicieron autoexclusirse solos. Y su soledad es la antesala de la derrota que sufrirán en las próximas elecciones generales", ha presagiado. Sánchez ha afirmado que los socialistas se han ganado la "legitimidad" de liderar el cambio en España y de encabezar los gobiernos de izquierda para desbancar al PP.

Por eso, ha emplazado a Podemos y Ciudadanos a decidirse si apoyan al PP para que siga en el poder o lo hacen al PSOE para que pueda ser posible el cambio. "Los ciudadanos les juzgarán por ello", les ha advertido el secretario general socialista.