Organizaciones de Valladolid del ámbito de la solidaridad internacional, el ecologismo, el sindicalismo, el consumerismo, la economía alternativa, la ciudadanía y la política informarán de nuevo este sábado en la calle sobre el TTIP y sobre su apuesta por los derechos ciudadanos frente a multinacionales.

Según informaron a Europa Press fuentes de Ecologistas en Acción, las entidades estarán en la Plaza Colón entre las 12.30 y las 13.30 horas con mesas informativas en las que darán a conocer el Tratado Transatlántico sobre Comercio e Inversiones (TTIP), acuerdo "de gran alcance antisocial y antidemocrático" que se negocia actualmente entre la Comisión Europea y el gobierno de Estados Unidos.

A su juicio, el TTIP no trata, "como señala la retórica oficial", de negociar sobre aranceles o de facilitar la inversión directa y eliminar obstáculos burocráticos para el acceso al mercado por las empresas, sino que se centra "sobre todo en los reglamentos, normas, derechos corporativos y garantías de inversión, buscando la eliminación de leyes a ambos lados del Atlántico con el fin de reducir costes de todo tipo para las multinacionales".

"El TTIP esconde la supresión de regulaciones sociales, laborales, ambientales o de seguridad alimentaria y sanitaria para favorecer a multinacionales, así como la merma en las libertades digitales", advierten las mismas fuentes.

Dos mecanismos fundamentales contribuirán a la "progresiva desregulación y consiguiente reducción de costes": el Consejo de Cooperación Regulatoria, "cuya misión es velar para que normas actuales o futuras no perjudiquen los intereses de las transnacionales", y el sistema de resolución de controversias inversor-Estado a través de tribunales comerciales, "antidemocráticos y poco transparentes con privilegios para actuar al margen de la justicia formal conocidos como ISDS".

Estos organismos, ha precisado, permitirá a los inversores privados internacionales demandar a los estados para anular sus regulaciones "y así evitar cualquier legislación ambiental, laboral o social que interfiera con sus beneficios", de manera que una limitación al fracking o una regulación sanitaria para prohibir el uso de sustancias tóxicas pueden ser objeto de demandas por parte de las multinacionales implicadas "y estas demandas se resolverán en tribunales comerciales al margen de los sistemas judiciales de los países".

Los colectivos de Valladolid contra el TTIP enmarcan precisamente el acto de este sábado en las acciones a nivel europeo de oposición al TTIP centradas e intensificadas en la oposición al ISDS a través de una campaña informativa y de recogida digital de firmas www.no2isds.eu/es/campaign.

Esta iniciativa pretende reclamar a los 751 miembros del Parlamento Europeo que en su Pleno del próximo 10 de junio se opongan al TTIP.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.