Un abogado y un gestor administrativo catalanes han denunciado hoy que el programa informático utilizado por la Agencia Tributaria para realizar la Declaración de la Renta 2006 contiene un error que perjudica al contribuyente y beneficia a la Administración.

La emisora radiofónica RAC 1 dio a conocer hoy esta queja que afecta al programa PADRE, tanto las miles de copias distribuidas a los ciudadanos como el que se utiliza en las oficinas de la Agencia Tributaria.

Venta de inmuebles

Según explicó un abogado y el gestor administrativo Jordi Altayó, el error afecta el impuesto que hay que pagar para la venta de un inmueble comprado antes del año 2006, ya que se calcula de manera defectuosa.

Altayó explicó que ha comprobado que un inmueble comprado en el año 1998 por 100.000 euros y vendido en 2006 comporta una diferencia de tributación a favor de Hacienda de más de 600 euros. Para recuperar este dinero, hay que hacer otra declaración para que Hacienda lo devuelva.

Para Altayó es un fallo "de concepto" que consideró "muy grave" porque se han hecho millones de copias de este programa.