El País informa este jueves de que Adelina Entrena, la juez de Motril (Granada) que encarceló a un inocente durante 437 días incumplió los plazos de prisión de otros dos reclusos que pasaron 35 y 38 días de más en la cárcel.

Maltrato familiar

D.A.S fue a la cárcel porque fue acusado de maltrato familiar por Adelina Entrena.

Su condena era de siete meses, pero pasó algo más de ocho meses, 35 días más del o que le correspondía. Además, según confirmó el tribunal que le liberó, "debió ser puesto en libertad una vez hubo transcurrido la mitad de la pena impuesta (tres meses y medio)" con independencia de que, una vez confirmada la condena, cumpliera el resto del castigo.

Quebrantamiento

Algo parecido le ocurrió a E.A.I., enviado a la cárcel como presunto autor de quebrantamiento y condenado por ello a seis meses de prisión.

A pesar de que recurrió la sentencia y ganó, no salió hasta más de un mes después.

Estuvo en la cárcel 218 días, 38 más de lo que le correspondía. Como el caso anterior, debió ser puesto en libertad una vez transcurrida la mitad de la pena impuesta.

Libro de presos preventivos

El servicio de inspección del Poder Judicial visitó por sorpresa el juzgado de la jueza Entrena (el Penal 1) después de que fuera suspendida el pasado miércoles y detectó importantes irregularidades.

El libro de presos preventivos (el registro de internos pendientes de juicio) era un "instrumento inútil para el control de este tipo de causas", según los inspectores. Algunos internos ni siquiera estaban anotados en él.