Ejemplar de tortuga gigante
Ejemplar de tortuga gigante Muhammad Mahdi Karim / WIKIMEDIA

Un total de 207 jóvenes tortugas gigantes serán liberadas el próximo mes en la isla Santa Fe, del archipiélago ecuatoriano de Galápagos, después de que las originarias desaparecieran hace más de 150 años, informó hoy la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG).

Las tortugas gigantes originarias desaparecieran hace más de 150 años El próximo 5 de junio, la DPNG junto a la organización Galapagos Conservancy, liberarán a las tortugas de la especie Chelonoidis hoodensis, de la isla Española, morfológica y genéticamente más parecidas a las ya extintas de Santa Fe, para establecer "una población de reproductoras que cumplan con su función en el ecosistema".

"Una vez introducidas las tortugas, parte importante de este proyecto es valorar los cambios que se producen en el ecosistema con la presencia de estos quelonios y evaluar la interacción entre las tortugas y las iguanas terrestres de la isla, sobretodo en el uso de componentes compartidos, como el alimento" mencionó Danny Rueda, Director de Ecosistemas de la DPNG.

Tortugas criadas en cautividad

Las jóvenes tortugas que se liberarán en Santa Fe tienen entre 4 y 10 años de edad, y han sido criadas en cautiverio, en el Centro "Fausto Llerena" de Santa Cruz.

Unas cuarenta tendrán un GPS que proporcionará datos sobre sus rutas Unas cuarenta tendrán un GPS que proporcionará datos sobre las rutas, movimientos y actividades de las tortugas en la isla, indicó la DPNG en un comunicado.

La isla Santa Fe, ubicada en el centro del archipiélago, tiene una extensión de 24,7 kilómetros cuadrados.

En el siglo XVIII los piratas y bucaneros diezmaron la población de tortugas gigantes de la isla, indicó la DPNG, que añadió que en 1971 se erradicaron las cabras introducidas, lo que contribuyó en gran medida a la recuperación del ecosistema.

Una evaluación realizada en 2011, reveló que existen 250.000 cactus opuntias, en su mayoría adultos; y unas 65.000 iguanas terrestres (Conolophus pallidus).

Las islas Galápagos, situadas a unos mil kilómetros de las costas continentales ecuatorianas, fueron declaradas en 1978 como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.