Es miércoles se ha presentado en sociedad la empresa Ítem Prevención, que nace con la intención de concienciar a empresarios y trabajadores de que implantar procesos de prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo no ha de verse como una "obligación", sino como una oportunidad tanto para las empresas como para los empleados.

El director gerente de Ítem, José Luis Gómez, ha explicado a los medios de comunicación que su objetivo es "implementar el conocimiento de la prevención desde un punto de vista novedoso". "Ya que es una obligación, ¿qué cuesta hacerlo bien?", se ha preguntado.

Esta empresa, que nace con una cartera de clientes con más de 24.000 trabajadores en Castilla-La Mancha y Madrid, tiene la intención de "interferir en las empresas para que la prevención no se vea como una imposición".

Según ha dicho, no solo tiene que importar al empresario las ocho horas que sus empleados trabajan para él, "sino las 24 horas del día", ya que a su juicio la prevención "ha de incluir la vigilancia de la salud del trabajador". "Queremos trascender más allá de esas ocho horas y que la salud del trabajador importe todo el día".

Un paso atrás por la crisis

José Luis Gómez ha reconocido que en tiempos de crisis "se han dado ciertos pasos atrás" en materia de prevención por parte de las empresas, algo "natural hasta cierto punto", pero desde Ítem pretenden poner en marcha "actos y comunicaciones para que el empresario no pueda desarrollar la empresa al margen de las personas que son las que desarrollan esa empresa".

Ha defendido que al mejorar la calidad de vida de las personas en el trabajo se mejora la rentabilidad de estas empresas, ya que hay "pequeños detalles" en el día a día del trabajador que si se mejoran sin necesidad de grandes inversiones se aumentará la calidad de vida.

"La asignatura pendiente de los riesgos laborales es la implantación, y que en todas las estructuras jerárquicas de la empresa se asuma la seguridad de los compañeros", ha manifestado Gómez.

Tener trabajadores "felices" en el centro de trabajo reduce hasta en un 300 por cien el riesgo de accidentes y hace que sean un 88 por ciento más productivos, según un estudio de la consultora mejicana Crecimiento Sustentable', datos que a juicio de Ítem "viene a demostrar lo que algunas grandes empresas ya sabían y llevan explotando desde hace años, y es que una persona contenta es un trabajador motivado".

Consulta aquí más noticias de Toledo.