Destrucción en Yemen
Edificios destruidos tras bombardeos de la coalición árabe en Sanaa, Yemen. GTRES

La tregua humanitaria de cinco días en el Yemen concluye este domingo sin que se vislumbre una salida al conflicto, coincidiendo con un encuentro de varios grupos yemeníes en Riad para intentar retomar las atascadas negociaciones.

En ese foro, en el que no están representados los rebeldes hutíes, el enviado especial de la ONU para el Yemen, Ismail Uld al Sheij Ahmed, pidió a las partes implicadas en el conflicto que renueven por otros cinco días la tregua humanitaria, que entró en vigor el pasado día 12.

Durante la conferencia, Ahmed señaló que el alto el fuego "debe continuar y poner fin a toda violencia" e instó a la celebración de un encuentro que no excluya a ninguna parte para dar una salida a la crisis.

Saldremos victoriosos y recuperaremos nuestra patriaArabia Saudí y los rebeldes yemeníes hutíes acordaron una tregua de cinco días que entró en vigor la noche del martes y que concluye este domingo a las 23.00 hora local (20.00 GMT), que no ha servido ni para repartir la suficiente ayuda humanitaria ni para detener totalmente la violencia.

El emisario internacional de la ONU instó a todos los implicados a que "garanticen el envío de ayuda de las organizaciones humanitarias para todos los necesitados".

Paralelamente al diálogo, que continuará hasta el martes, en el sur del Yemen se han vuelto a registrar enfrentamientos entre los rebeldes hutíes, apoyados por fuerzas leales al expresidente Abdalá Saleh, y milicianos tribales afines al actual presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.

En Saná, un caza de la coalición liderada por Arabia Saudí sobrevoló el espacio aéreo horas antes de la conclusión del alto el fuego, pero sin efectuar ningún ataque. Además, la última jornada de la tregua ha estado salpicada, como las anteriores, por denuncias sobre violaciones del alto el fuego.

Varios medios de comunicación controlados por los rebeldes hutíes, como la televisión Al Masira, acusaron a Riad de lanzar 20 misiles contra la zona de Al Hasama, en la provincia de Saada, bastión de los hutíes y fronteriza con Arabia Saudí.

Desde Riad, Mansur Hadi, por su parte, volvió a denunciar que los hutíes han atacado objetivos civiles e insistió en que la victoria caerá de su lado.

"Saldremos victoriosos y recuperaremos nuestra patria", dijo Hadi, que se encuentra en Riad desde marzo pasado, cuando huyó del Yemen ante el avance de los insurgentes.

Apoyar a Yemen después del conflicto para reconstruirlo

El mandatario instó también a la comunidad internacional a que envíe ayuda humanitaria al Yemen de forma "urgente" y a que apoye al país también después del conflicto para reconstruirlo.

Además, solicitó a la ONU que garantice el cumplimiento de la resolución contra los hutíes y el respeto de la legitimidad y de los resultados del diálogo nacional yemení.

El encuentro de Riad cuenta con la participación de 400 personalidadesEl encuentro de Riad, celebrado bajo el lema "Para salvar el Yemen y construir un Estado federal", cuenta con la participación de unas 400 personalidades. Entre los responsables internacionales, además del enviado de la ONU, están presentes el secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), Abdelatif al Ziani, y el vicesecretario de la Liga Árabe, Ahmed ben Heli.

El representante de la ONU para el Yemen hizo hincapié en que "no hay solución sin unas negociaciones que incluyan a todas las partes", y propuso la celebración de una nueva conferencia que "incluya a todas las partes para reactivar la resolución de la ONU y el proceso político".

Por su parte, Al Ziani, secretario general del Consejo del Consejo del Golfo (CCG) Pérsico, principal forjador de la alianza contra los hutíes, reiteró el respaldo de su organización al Yemen "para salir de la crisis que la causó la fuerza de la maldad que no desea el bien" para el país.

Según Al Ziani, la coalición árabe, que comenzó su ofensiva contra los rebeldes el 26 de marzo, "logró los objetivos de eliminar el arsenal de los hutíes, e impuso un estricto cerco marítimo y aéreo" sobre ellos.

Asimismo, Al Ziani reiteró el respaldo al nuevo especial de la ONU y pidió "la reanudación del proceso político del Yemen sobre la base de la iniciativa del CCG (que permitió el traspaso del poder)", del expresidente Saleh a Mansur Hadi.