Mariano Rajoy
Rajoy, durante la rueda de prensa (Foto: Efe) Sergio Barrenechea / Efe

El líder del PP, Mariano Rajoy, se ha dirigido a los medios tras su entrevista con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para asegurar que "apoyará al Gobierno siempre que su objetivo sea la derrota de ETA".

"Hace seis meses (...) le dije al presidente del Gobierno que estaría a su lado. Ese momento ha llegado y estoy donde siempre: ofreciendo todo mi apoyo para derrotar al terrorismo y nada más que para derrotar al terrorismo", comenzó Rajoy.

No esperen de mi que diga algo nuevo respecto a lo dicho en meses anteriores

El líder del PP advirtió, sin embargo, que no esperen de él "que diga algo nuevo" respecto a lo dicho en meses anteriores. "Lo que importa hoy es que los españoles hemos sido amenazados", explicó, por lo que la prioridad hoy es "la derrota de ETA sin más límites que los que impone la ley".

Asimismo, se mostró "contento" y dijo esperar que el Gobierno "actúe" ahora. Si lo hace, apostilló, "a mi me tendrá detrás".

Rajoy ha asegurado que existen medios para derrotar a la banda terrorista y que ETA no puede ganar "esta batalla contra la vida". "No podrá doblegarnos (...) no contará con nuestra resignación y no renunciaremos a la dignidad ni nos verá de rodillas", prosiguió.

Solo tuvo un lapsus durante su intervención cuando afirmó que "ETA era una gran nación", para luego corregirlo rápidamente por "España es una gran nación". Esto, según el popular, que evitó los reproches al Gobierno, era lo que quería transmitir a los españoles.

"Sin condiciones"

Han cambiado algunas cosas que obligan a la unión de lo partidos contra el terrorismo

En el turno de preguntas, el líder popular afirmó que no había impuesto condiciones al presidente del Gobierno, si bien había pedido la ilegalización de ANV.

Además, reiteró su disposición a ayudar al Gobierno, ya que esto es lo que sentía que le pedía "la población española", pero "si es para derrotar a la banda".

Preguntado por si había habido algún cambio de "talante" en el presidente del Gobierno respecto a la política antiterrorista, Rajoy dijo que no estaba "para analizar esas cosas", aunque sí reconoció que habían cambiando "algunas cosas" y que eso obligaba a la unión de todos los partidos contra la violencia.

Por parte del Gobierno compareció la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para analizar la reunión entre ambos líderes.