El expresidente de Castilla-La Mancha y expresidente del Congreso, José Bono, ha visitado este sábado la localidad guadalajareña de Cabanillas de Campo, donde ha apoyado la candidatura socialista de José García Salinas y donde también ha conocido la tradición de invitar a dulces de rosquillas y flores.

Esta tradición la organiza cada año la Asociación de Mujeres del municipio, justo a la finalización de la Misa del Cristo, que se celebró a mediodía, y a la que también acudieron varios miembros de la candidatura socialista.

Además, ha tenido ocasión de charlar con vecinos y vecinas de todas las edades que se acercaron a saludarle al percatarse de su presencia en la Plaza del Pueblo, donde había instalados un mercadillo, hinchables para niños, y donde se celebraba el acto de los dulces.

El expresidente ha saludado a miembros de la Banda Municipal de Música, de la Asociación de Mujeres, a antiguos concejales, a jóvenes peñistas, y a trabajadores y vecinos cabanilleros. Asimismo, quiso también saludar personalmente al alcalde y concejales del Equipo de Gobierno del PP, también presentes en el acto, ha informado el PSOE en nota de prensa.

"Para nosotros es un honor recibir como anfitriones a Bono. Doce años después de que dejara de ser presidente regional, sigue siendo uno de los políticos mejor valorados de Castilla-La Mancha, y despierta muchos apoyos. Personalmente, estoy encantado con su respaldo a la candidatura que encabezo", ha señalado el candidato del PSOE a la Alcaldía de Cabanillas, José García Salinas.

"Cabanillas se merece un alcalde como Salinas, y tú te mereces ser alcalde de Cabanillas", le dijo por su parte Bono a Salinas cuando llegó el momento de la despedida, y emprendió camino hacia Marchamalo, Fontanar y Alovera.