La Diócesis de Córdoba ha pedido el archivo de las diligencias judiciales abiertas a raíz de la denuncia interpuesta en su día por el concejal de UCOR en el Ayuntamiento de Córdoba Carlos Baquerín contra la Diócesis y el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández; el Cabildo Catedralicio, sus integrantes y presidente, Manuel Pérez Moya, y contra los miembros de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento y el alcalde, José Antonio Nieto, por las inmatriculaciones de la Iglesia Católica en la capital cordobesa.

Así lo han confirmado este jueves a Europa Press fuentes de la Diócesis cordobesa, las cuales han precisado que, tal y como ha adelantado 'El Día de Córdoba', han pedido que se archive la causa "ante la inconsistencia de los argumentos" que aporta el edil y porque los hechos que narra carecen de "relevancia penal".

Así en su escrito, la Diócesis apunta que "en el relato de antecedentes y hechos que constan en la denuncia presentada se hace referencia, de manera imprecisa y a veces tergiversada, a una serie de hechos relacionados con la inmatriculación de bienes inmuebles por parte de la Diócesis de Córdoba", como la Mezquita-Catedral o el Triunfo de San Rafael ubicado junto a la misma.

Además, la institución eclesiástica insiste en su escrito, como ya ha hecho públicamente en otras ocasiones, en que "todas las actuaciones llevadas a cabo se han realizado con absoluta transparencia y cumpliendo de manera estricta la legalidad vigente". Es más, añade que "es paradójico" que se les acuse de opacidad y de actuar de manera silente cuando lo que se hace precisamente es "inscribir en un registro público y, en consecuencia, dar publicidad a una realidad preexistente".

Junto a ello, en el escrito de la Diócesis se recuerda que en la propia denuncia del concejal de UCOR "se reconoce expresamente que el procedimiento de inscripción utilizado es ajustado a la Ley y además no aporta ni un solo argumento o dato que pueda llevarnos a cuestionar la titularidad de los bienes por parte de la Iglesia Católica".

En referencia a la Mezquita-Catedral, la Diócesis, tras recordar que el inmueble es de su propiedad desde el año 1236, señala en su escrito que Baquerín "no cuestiona en ningún momento la propiedad por parte de la Diócesis, sino que se critica el proceso de inmatriculación y la forma de llevarlo a efecto". Además, la Iglesia considera "incierto" que haya habido una falta de actuación de las administraciones públicas, como denunció el concejal, sino que después de realizar una serie de averiguaciones han concluido que no hay motivo para cuestionar la titularidad de la Mezquita.

En cuanto al Triunfo de San Rafael de la Puerta del Puente, la Diócesis ve "mala fe y falta de rigor" en el denunciante, ya que, dado que es concejal del Ayuntamiento, "debe tener conocimiento de los expedientes que se tramitan, máxime si se denuncia la pasividad y complicidad del propio Ayuntamiento". De hecho, según recuerda la Diócesis, cuando Baquerín presentó la denuncia, en octubre pasado, había un expediente abierto en el Consistorio para comprobar la legalidad a la hora de inscribir el Triunfo de San Rafael.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.