Gasolina
Imagen de archivo de una persona echando gasolina en un surtidor. GTRES

Mas de 131.000 consumidores se han unido, en tan solo un mes, a la iniciativa de compra colectiva de carburantes puesta en marcha por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) con el objetivo de conseguir un ahorro en la factura de la gasolina que pagan las familias.

La campaña, en la que cualquier ciudadano puede informarse y participar a través de la web, finaliza el próximo 12 de mayo.

Madrid, la comunidad con más inscritos

Madrid, con 27.061 usuarios inscritos, es la comunidad autónoma con más adeptos a esta campaña, seguida de Andalucía (15.084), Cataluña (10.617), Valencia (9.542), Castilla y León (7.856), Galicia (7.185) y el País Vasco (5.470). A continuación se sitúan Castilla La Mancha, con 4.890 consumidores participantes, Aragón (3.104), Asturias (2.829), Murcia (2.640), Extremadura (2.409), Canarias (2.069) y Cantabria (1.723). Islas Baleares con 1.525 inscritos en la campaña, Navarra con 1.226, La Rioja, con 666, y las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta con 40 y 26, respectivamente, son las que tienen menos adeptos.

Según los datos aportados por la OCU, el 63,4 por ciento de los consumidores inscritos utiliza diesel como combustible, frente al 25,8 por ciento que usa gasolina. Y más de la mitad de los usuarios gastan más de cien euros al mes en carburantes. Un 30,5 por ciento gasta menos de esa cantidad y el resto, un 18 por ciento, no ha proporcionado datos sobre su consumo.

El objetivo de la campaña es provocar una competencia real en el mercado de carburantesLa OCU recuerda que el próximo 12 de mayo acaba el plazo de inscripción en la compra colectiva, y hace un llamamiento a todos los consumidores para apoyar esta iniciativa cuyo objetivo final es "provocar una verdadera competencia en el mercado de carburantes, una competencia real que beneficie al consumidor a través de mejores precios".

La OCU ya ha realizado compras colectivas de energía y telefonía, a las que se han sumado 500.000 y 200.000 hogares, respectivamente, que han conseguido un ahorro medio de entre 50 y 80 euros anuales.

Desde la organización de consumidores se ha criticado la falta de competencia en el mercado de carburantes en España, donde "los precios antes de impuestos y, sobre todo, los márgenes que aplican las operadoras son mayores que en una gran parte de los países europeos".

Cada hogar español gasta aproximadamente 1.300 euros al año en carburante, lo que supone un 5 por ciento de su presupuesto, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) facilitados por la OCU.