Sánchez-Camacho
La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, en la comisión de investigación sobre corrupción del Parlamento catalán. ALBERTO ESTÉVEZ / EFE

Un juez de Barcelona ha rechazado la querella por calumnias interpuesta por el exdirector de la extinta agencia de detectives Método 3 Francisco Marco contra la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, al apreciar un defecto de forma, por no haber intentado una conciliación previa.

Según ha informado este ,miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en un comunicado, el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona ha acordado no admitir a trámite la querella, que Marco interpuso el pasado lunes 13 de abril, minutos antes de comparecer en la comisión de investigación del Parlament sobre el caso Pujol.

No se ha celebrado ni se ha intentado un acto de conciliación entre las partes, como se anunciaba en el escrito

Denuncia por calumnias

Ante los diputados, Marco explicó que había denunciado a Camacho por calumnias, porque la líder del PP catalán, en contra de lo que había sostenido en la misma comisión, "sabía y consintió" ser grabada en el restaurante La Camarga, en su almuerzo con María Victoria Álvarez, la expareja de Jordi Pujol Ferrusola.

El juez ha rechazado admitir la denuncia al apreciar un defecto de forma, ya que no se ha celebrado ni se ha intentado un acto de conciliación entre las partes, como se anunciaba en el escrito, como paso previo a la presentación formal de la querella.

Marco presentó la querella al considerar que Camacho "mintió" en su comparecencia en el Parlament -el pasado viernes 10 de abril-, al acusar a la agencia de detectives de grabarla ilegalmente.

El exdirector de Método 3, que insistió que el encargo para grabar el almuerzo de La Camarga procedió del "entorno más personal" de la líder del PP catalán, precisó que no tendría inconveniente en retirar la acusación contra Sánchez-Camacho, si ella aceptaba haberlo calumniado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.