Blog GS is not an aftershave
Una barcaza con inmigrantes africanos a bordo, cerca de la costa italiana de Lampedusa. EFE

Unidades de los servicios de guardacostas de Túnez rescataron a 174 inmigrantes que trataban de alcanzar de forma ilegal las costas de la isla italiana de Lampedusa, informó la organización de Cruz Roja en ese país.

Todos ellos fueron rescatados y trasladados a un centro de acogida en el puerto tunecino de Zarzis

Según la fuente, los inmigrantes navegaban en dos embarcaciones, con 90 y 84 pasajeros cada una, y lanzaron una señal de alarma cuando se encontraban a la deriva en una zona entre la costa tunecina y la isla europea.

Todos ellos fueron rescatados y trasladados a un centro de acogida en el puerto meridional tunecino de Zarzis, cercano a la turística isla de Yerba, agregó la fuente sin ofrecer otros detalles, como la nacionalidad de los inmigrantes.

Esta misma mañana, la Guardia Costera de Italia informó a Efe de que había recuperado los cadáveres de nueve inmigrantes y socorrido a otras 144 personas que navegaban en dirección a Italia en un barco que se hundió a 80 millas de las costas de Libia.

Los supervivientes, junto con los cuerpos de los fallecidos, fueron trasladados en una nave de la Marina Militar a Sicilia, tras un fin de semana en el que "fueron socorridos 5.629 inmigrantes", según explicó el portavoz de la Guardia Costera, Filippo Marini.

Italia, por su situación próxima a las costas africanas, recibe un elevado flujo de inmigración clandestina.

Hasta el pasado 31 de octubre, el país tenía desplegado el dispositivo Mare Nostrum, dedicado a rescatar a inmigrantes en situación de riesgo en las aguas del Canal de Sicilia.

El programa, foco de críticas principalmente de la oposición, que acusaba al Gobierno de malgastar recursos económicos del país, fue sustituido en noviembre por Tritón, un dispositivo comunitario que patrulla las fronteras mediterráneas.

Al menos 3.500 personas murieron en 2014 en aguas del Mediterráneo

La operación europea Tritón, con un presupuesto de 2,9 millones de euros al mes, cuenta además con menos recursos que Mare Nostrum, que costaba 9,3 millones al mes.

Según la agencia de la ONU para los refugiados, al menos 3.500 personas murieron en 2014 en aguas del Mediterráneo mientras trataban de alcanzar de manera ilegal las costas europeas, cifra que convierte esta ruta en la más mortal del mundo para la inmigración.