El Centro de Investigación y Formación Agraria (CIFA), dependiente del Gobierno de Cantabria, trabajará a lo largo de este año en el diseño de un plan para evitar la extinción de la vid silvestre ante los riesgos de erosión genética.

Así lo ha anunciado en un comunicado la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, quien ha explicado que esta investigación buscará, por una parte, evitar que desaparezcan las variedades autóctonas y, por otra, en una segunda fase, profundizar en aquellas que tienen "un mayor interés vitícola" para "fortalecer" la diferenciación de los vinos cántabros en el mercado.

El plan de trabajo del proyecto, cofinanciado entre el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) y el Gobierno regional, incluye la prospección en zonas relícticas; recuperación de variedades; detección de sinonimias y duplicados en colecciones y bancos de germoplasma, y finalmente la selección de aquellas variedades tintas con elevado contenido fenólico y variedades blancas de grano pequeño con elevado contenido aromático, según ha informado en un comunicado el Gobierno regional.

La investigación, que, según el Gobierno regional, parte de una demanda formulada por el sector, pretende "reforzar" la progresión experimentada, según ha señalado, de la producción en los últimos años.

Otros proyectos del cifa

Martínez ha avanzado también que el CIFA trabajará, además, en otros proyectos de investigación, como la identificación de las regiones implicadas en la acumulación de compuestos saludables en el genoma de la uva de mesa, caso del resveratrol, melatonina y los aminoácidos esenciales triptófano y fenilalaina.

Ha trata de un estudio que, según ha destacado, "abre la puerta" a analizar la influencia ambiental en la acumulación de compuestos bíoactivos.

"Tenemos depositadas muchas ilusiones porque, además, en este caso vamos de la mano de la empresa SNFL Mediterráneo, especializada en el desarrollo y comercialización de nuevas variedades de uva de mesa; y de centros públicos de investigación de Andalucía, Cataluña, Madrid y País Vasco", ha explicado.

La consejera ha considerado "esencial" apostar por la investigación para "seguir creciendo".

Martínez ha expresado un reconocimiento al "esfuerzo" de los productores para llegar hasta aquí. "Siempre han hecho las cosas bien, y poco a poco ven recompensada la pasión que ponen en lo que hacen", ha dicho.

En este sentido, ha opinado que la nueva Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2014-2020 "facilitará ese camino". "Es una oportunidad no sólo para Cantabria sino para el sector vitivinícola español", ha dicho.

No obstante, Martínez quiere "acompañar" esa expectativa con un "diálogo constante" entre la Administración y el sector pues es la que, a su juicio, garantiza la "efectividad" de la medidas que puedan adoptarse.

"No tiene sentido una Administración autista, porque es el diálogo el que nos permite afinar en el diagnóstico y acertar con el tratamiento", ha defenddido la consejera que, considera que, la opinión del sector, que es el que convive día a día con los viñedos y el mercado "es la que debe prevalecer".

Además, la consejera también ha recordado que el CIFA también se plantea actualmente indagar sobre si el lúpulo que se da en la región tiene propiedades específicas que permitan diferenciarlo del que existe en otras comunidades y, a partir de ahí, determinar lo que puede aportar este saborizante para generar un valor añadido a nuestra cerveza que la haga única en el mundo.

En este sentido, Martínez considera que la fabricación de cerveza artesanal es Cantabria es "otro de los ejemplos evidentes del potencial" que, según ha dicho, tiene el sector de bebidas en la comunidad.

También ha aludido a la, a su juicio, "buena evolución" que experimenta la fabricación de sidra o "proyectos singulares como el de Siderit, con su ginebra y vodka.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.