El portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Almonte (Huelva), José Joaquín de la Torre (PP), ha instado este domingo al PSOE a que "no desvíe la atención" y dé explicaciones "por otro presunto episodio de corrupción".

Así ha respondido el Consistorio almonteño, en una nota, al anuncio realizado un día antes por el número seis por el PSOE a la Alcaldía del municipio onubense, Isidro Medina, sobre una demanda de conciliación presentada contra el Ayuntamiento por ""injurias y calumnias" hacia su persona y su empresa, al relacionarlo como uno de los principales beneficiarios en el Consorcio de Formación Medioambiental para el Desarrollo Sostenible (Formades).

Para el portavoz popular, la intención de este comunicado es "negar la mayor y desviar la atención", y el socialista "habla de que nos retractemos de unas acusaciones que nosotros no hemos formulado contra él".

En este sentido, ha apostillado que "si algo tiene que conciliar o aclarar" el candidato socialista "es con su compañera de partido, exconcejala y exgerente de Formades, Ana María Orihuela, —detenida en la operación Barrado—", de la que, asegura, "firmó los 456.644,31 euros a favor de 'Ruralia' por el suministro para la manutención de caballos del Consorcio en 2010, en el acta de declaración judicial ante la juez Mercedes Alaya, tal y como ha publicado 'El Mundo Andalucía'".

Este medio escrito, según ha abundado de la Torre, "afirma" que el contrato entre Formades y Ruralia fue "el de mayor cuantía" de los suscritos por el Consorcio, así como su "su carácter irregular", además de que se refiere a "cómo se pagaban 600 euros por tonelada de pienso, el doble de su precio real". Todo esto, insiste, "según los informes de la propia Junta de Andalucía y las diligencias practicadas por la Guardia Civil".

De esta forma, ha aseverado que desde el Ayuntamiento no han hecho más que "escandalizarse ante otra nueva investigación sobre corrupción en Almonte", algo que, añade, "también nos han trasladado muchos vecinos y empresarios de la localidad".

Y es que, a su juicio, el PSOE de Almonte "utiliza" a su candidato "para inventar una guerra ficticia contra el Partido Popular, con el objetivo de seguir tapando el enésimo caso sobre presuntas irregularidades cometidas bajo gestión socialista".

Es la estrategia que, desde el punto de vista de Joaquín de la Torre, "han decidido la dirección provincial y la actual secretaria general local, Rocío Espinosa, manteniendo los modos y maneras de su antecesor en el cargo, Francisco Bella".

En este contexto, ha lamentado que los hechos son "muy graves" y "perjudican" la imagen de Almonte, aunque ha hecho hincapié en que por aquel entonces, "Espinosa era la número dos de la Consejería de Medio Ambiente con su marido trabajando en el Consorcio".

"muy tranquilos y orgullosos"

De otro lado, el portavoz ha apostillado que lo que ha ocurrido en realidad es que "varios medios de comunicación se han hecho eco de una situación presuntamente irregular", conocida a través de informes de intervención de la Administración autonómica y declaraciones recogidas por las fuerzas de seguridad.

Por este motivo, ha incidido en que si hay un menoscabo en la imagen de un particular o una empresa, "debería presentar la demanda contra esos medios, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil responsable de la investigación, la propia jueza Alaya y la Junta de Andalucía", recalcando que es "quien emitió el reparo a la factura presentada por el candidato socialista".

En cuanto a la acusación de "falsedad" de lo publicado que ha esgrimido Isidro Medina, de la Torre ha apuntado que habría sido "mucho mejor" para "lavar" su imagen y la de su empresa, "que hubiese presentado el mismo jueves su facturación de 2010 a Formades".

En su opinión, "resulta curioso" que el candidato trasladara a 'El Mundo Andalucía' este viernes que "no estaba preparado para esta guerra política" y que "ni siquiera era afiliado del PSOE" pero, sin embargo, "ahora encontremos una nota publicada por el partido".

"Parece claro que los socialistas han decidido tomar cartas en el asunto. Ellos sabrán por qué", ha espetado de la Torre, quien también ha criticado que "la amenaza de presentar una querella criminal y no ofrecer ningún tipo de explicación casa dentro del modo de actuar del PSOE almonteño", señalando que ya ha interpuesto, con "sus empresarios afines, una treintena de denuncias contra este equipo de gobierno, tratando de obstaculizar nuestra gestión y compromiso de abrir puertas y ventanas, y acabar con la oscuridad y los tratos de favor de la etapa socialista".

Así las cosas, Joaquín de la Torre ha asegurado que están "muy tranquilos y orgullosos" de la labor que llevan haciendo "desde hace cuatro años", que es, según el 'popular', "velar por los intereses generales de los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Huelva.