Una delegación de ELA, integrada por su secretario general, Adolfo Muñoz, y la secretaria general adjunta, Amaia Muñoa, han visitado este domingo al exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi en la cárcel de Logroño, para mostrarle su solidaridad y trasladarle su deseo de "verle en libertad".

Otegi cumple pena de prisión en Logroño desde hace más de cinco años tras ser condenado a seis años y medio de cárcel por un delito de pertenencia a organización terrorista, al intentar reconstruir Batasuna a través de Bateragune.

En un comunicado, la central nacionalista ha denunciado las "injustas detenciones", practicadas el 13 de 2009, tanto de Otegi, como del resto de condenados por el caso Bateragune, consecuencia, en su opinión, "del impulso político del entonces ministro del Interior", el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Es obvio que el cambio de gobierno, con la entrada del PP, ha dado continuidad a ese 'pacto de Estado' que esos dos partidos mantienen en relación con el conflicto político en Euskal Herria y en contra de la normalización política de nuestro pueblo", ha censurado

En opinión de ELA, que Rafa Díez, Miren Zabaleta, Sonia Jacinto y Arkaitz Rodríguez continúen en la cárcel "es una prueba más de que ese pacto sigue vigente. Por ello, ha precisado que su visita al exportavoz de Batasuna pretende ser una muestra de "solidaridad tanto con Arnaldo como con el resto de detenidos en la operación Bateragune".

La central nacionalistas ha afirmado que, durante el encuentro en el centro penitenciario, Adofo Muñoz y Amaia Muñoa han trasladado a Otegi su "deseo" de verle "en libertad" tanto a él como "al resto de sus compañeros". "ELA quiere, una vez más, exigir la libertad de esas personas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.