‘Glamour’ en Cannes
. Foto
Las películas History of Violence, de David Cronenberg, y Manderlay, del danés
Lars von Trier, compitieron ayer en el Festival de Cannes. La primera fue subrayada por la crítica como tópica. Su protagonista, Viggo Mortensen, posó, bromeó, se besó con el director y lució el enorme bigote al que le obliga el rodaje del El capitán Alatriste. Por su parte, Manderlay –secuela de Dogville– no produjo demasiadas sorpresas.
Fuera de concurso se vio Joyeux Noel. La belleza de su protagonista, Diane Kruger (foto), causó furor. El equipo de Star Wars estaba de resaca tras una juerga en el yate Queen Mary II; y Paz Vega se dejó ver entre las estrellas.