El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla experimentará una ampliación de sus instalaciones al acoger en la actualidad a más de 1.600 personas, más de la mitad de origen sirio, cuando su capacidad óptima es de 480, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Esta situación está llevando al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, organismo público del que depende el CETI, a ampliar el centro con un módulo prefabricado que se está instalando en la zona interior, aprovechando parte de un patio y retirar las tiendas de campaña que había hasta ahora.

Pero mientras se realiza esta obra en el interior de la instalación, que tendrá un coste de 50.049 euros, las tiendas de campaña se han puesto en el exterior, a las puertas del CETI, para poder atender a todos los inmigrantes que están acogidos en régimen abierto: tienen libertad de movimiento, con unos horarios máximos de entrada, y con tres comidas aseguradas al día, asistencia sanitaria y educación para los menores de 16 años.

Una vez que el módulo prefabricado esté totalmente construido, ya no serán necesarias la inmensa mayoría de las tiendas de campaña que tanto Cruz Roja como el Ejército facilitaron al CETI para poder atender a la sobreocupación del centro, prácticamente estructural desde hace varios años, debido a que las entradas de inmigrantes eran mayores que las salidas a la Península, ya fueran para ser repatriados o para ser acogidos en otros puntos del país.

El grupo mayoritario de inmigrantes es de origen sirio, unos 700, seguidos por diversas nacionalidades del África subsahariana (Guinea Konacry y Mali principalmente) y Argelia, y en menor medida de Irak o Túnez, entra otras nacionalidades.

Consulta aquí más noticias de Melilla.