El portavoz de la Federación Andaluza de Espeleología, José Enrique Sánchez, ha asegurado este lunes que su organización tenía preparado desde el pasado viernes "a primera hora" un operativo para ayudar en el rescate de los espeleólogos perdidos en el sur de Marruecos, pero que se encontraron con una "negativa constante" de las autoridades alauíes.

"No nos han dejado", se ha lamentado en una entrevista en Cope recogida por Europa Press, en la que ha relatado que confiaban en que, al ser una organización privada, no hubiese recelos ni "conflictos" por una "invasión de soberanía, entre comillas" y se le permitiese poner medios técnicos y humanos a disposición del Gobierno marroquí. No obstante, se ha mostrado comprensivo: "Entramos en temas lógicos de soberanía de los países".

Sánchez ha relatado que no han podido hablar aún con el excursionista superviviente, Juan Bolívar, que ingresó anoche en un hospital de Uarzazate tras ser rescatado de la sima en la que habían caído. Según ha dicho, habló sobre las 1.15 con desplazados a Marruecos y éstos sólo pudieron verle "de refilón" porque "el hermetismo de la Gendarmería (marroquí) es muy fuerte".

Sin embargo, ha enmarcado en la normalidad esta situación, ya que el espeleólogo rescatado está hospitalizado. Aunque no tenga heridas, ha recalcado, necesita descanso y recuperarse de la hipotermia, a lo que se suma que Bolívar ha sufrido una "situación personal importante" porque "ha visto morir" a sus compañeros de expedición, Gustavo Virues y José Antonio Martínez.

Aunque no los conocía a todos personalmente, Sánchez ha recordado que los tres eran montañeros experimentados y que esta expedición estaba planificada "al minuto". "Yo tengo el proyecto de esta expedición y son 39 folios", ha relatado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.