El secreto de Comediants

Joan Font y Albert Espinosa desbrozan en el último montaje de la famosa compañía catalana, cómo moldea el teatro, la forma de entender, hacer e interpretar el amor y los sentimientos.
Joan Font y Albert Espinosa desbrozan en el último montaje de la famosa compañía catalana.
Joan Font y Albert Espinosa desbrozan en el último montaje de la famosa compañía catalana.

El Gran Teatro de Córdoba acoge este fin de semana sendas funciones de El gran secreto, un espectáculo de Comediants que repasa la historia del teatro a través de la evolución del amor en escena. Dirigido por Joan Font es un montaje divertido, irónico y atrevido. Un telón que, según parece, no marcha del todo bien. Detrás de él, una gran pared que esconde un misterio...así empieza El gran secreto.

Pero ¿cuál es el enigma al que se refiere el título? La respuesta: la propia obra que está presenciando el espectador. El montaje recorre, siguiendo la evolución del amor en la dramaturgia, la historia del teatro en todas sus etapas, desde sus inicios hasta nuestros días, y establece conexiones entre estos dos temas que, en opinión de Joan Font, están muy relacionados «porque el teatro no es un reflejo de la vida, sino que es la vida la que acaba copiando al teatro». «El teatro -añade-, entendido como un relato, nos hace vivir la vida de una manera diferente». Albert Espinosa, coautor del guión, se pregunta si amamos de la forma en que lo hacemos debido al teatro. Y argumenta: sin obras como Romeo y Julieta y La gata sobre el tejado de zinc «¿sabríamos amar de la forma en la que amamos, o amamos de la forma en que nos recomienda el teatro?».

* Gran Teatro. Bulevar del Gran Capitán. Hoy y mañana, a las 21 horas. Precio: de 6 a 21 euros.

Cinco actores

En El gran secreto cinco actores: Txe Arana, María Casellas, Mia Castellvi, Roger Juliá y Guillem Motos comienzan interpretando a dos acomodadores, la regidora, el chico-autor y la «esencia» del teatro para convertirse en actores y narradores de la obra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento