Este lunes 30 de marzo es el último día para cortar cintas y descubrir placas. Las elecciones municipales y autonómicas de 24 de mayo serán convocadas este martes 31 de marzo y desde ese día quedará prohibido por ley una de las actividades que más gustan a los políticos: inaugurar. Aunque los años de crisis han ahogado los presupuestos locales y autonómicos, los partidos en el poder han aprovechado estos últimos días y semanas previas a la convocatoria electoral para hacerse la foto que quede en la retina del votante. Solo este lunes se han celebrado al menos 23 actos de inauguración por parte de alcaldes, presidentes autonómicos o ministros. Si se añaden las obras abiertas durante el último fin de semana y los días anteriores, los actos políticos se cuentan por decenas. A partir del martes, la Ley Orgánica del Régimen Electoral General tampoco permite hacer visitas a obras en curso a no ser que sean de carácter técnico y no tengan contenido electoralista.

Tres miembros del Gobierno central han estado presentes este lunes en actos de inauguración. El presidente Mariano Rajoy ha visitado Agoncillo (La Rioja), donde ha cortado la cinta de la prolongación de la autovía LO-20 hasta Recajo y de la conexión con la autovía A-12 Pamplona-Logroño. Ha sido la tercera inauguración de Rajoy en marzo. El sábado estuvo en Málaga inaugurando el Centro Pompidou, la primera sucursal que el museo francés abre en el extranjero. Y el 24 de marzo en Vitoria estuvo en la nueva sede de la Tesorería General de la Seguridad Social. Tres inauguraciones en un mes cuando entre enero y febrero solo sumó unala inauguración de la interconexión eléctrica entre España y Francia.

Este lunes 30, la ministras de Empleo y Fomento también han tenido sus inauguraciones. Fátima Báñez ha inaugurado en Alhaurín de la Torre (Málaga) el Edificio Inteligente y el Edificio Promoción de la Ciudad Aeroportuaria, y Ana Pastor ha estado en un viaje inaugural del AVE en Galicia. Málaga es una de las provincias que más actos ha acumulado en los últimos días. En la semana del 23 al 30 de marzo varios Ayuntamientos malagueños han concentrado 40 actos. Altos cargos de la Comunidad de Madrid han acudido este lunes a tres inauguraciones (una biblioteca en Coslada, 15 kilómetros de la carretera M-100, y una pasarela peatonal en Boadilla) y presentan la renovación de parte de la flota de autobuses interurbanos. En las dos últimas semanas, el Gobierno regional ha realizado otras seis inauguraciones.

La tragedia del avión de Germanwings trastocó las agendas de algunos políticos, que se han visto obligados a suspender algunas inauguraciones. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid, del PP, suspendió el acto de apertura del parque Felipe VI, en el barrio de Valdebebas.

Frenesí inaugurador en Andalucía

En Andalucía, el frenesí inaugurador es aún mayor teniendo en cuenta que las pasadas elecciones autonómicas del 22 de marzo ya prohibieron este tipo de actos en los meses previos a los comicios, por lo que los políticos andaluces solo han tenido entre el 23 de marzo y este lunes 30 para hacerse la foto descubriendo placas. El mejor ejemplo es la provincia de Jaén. Entre el jueves y domingo seis inauguraciones. Este lunes, otras cinco (por ejemplo, los vestuarios de un campo de fútbol en Torredelcampo). En la provincia de Málaga estaban previstas este lunes cinco inauguraciones (entre ellas, un centro para personas con discapacidad en Rincón de la Victoria); en Granada, tres (como el tramo La Gorgoracha-El Puntalón de la A-7); en Córdoba, otros cuatro (como la inauguración de un centro turístico en El Cerezo). De las elecciones municipales depende la composición política de las Diputaciones provinciales. Estos entes públicos, en el centro de la polémica porque muchos partidos abocan por su eliminación, también viven su particular vorágine estos días. Por ejemplo, cargos de la diputación de Almería estuvieron presentes el pasado sábado en 18 inauguraciones en nueve municipios.

Por su parte, el gobierno autonómico de Asturias ha inaugurado este lunes el Museo de Bellas Artes. Y si no se pueden inaugurar, porque los centros de salud, los polideportivos, los museos o los tramos de carreteras aún no están listos, se visitan las obras. Y con las visitas y las inauguraciones llegan las críticas. El PSOE valenciano ha criticado este lunes las "inauguraciones electoralistas" que el PP hizo hace unos días con el hospital de Llíria y el de Gandía, que "deberían haberse puesto en marcha hace cinco y tres años respectivamente". El PSOE critica que el Hospital de Llíria se ha puesto en marcha de tal forma que los pacientes "siguen siendo derivados mayoritariamente al Hospital del Arnau de Vilanova".

El BNG también ha censurado la "furia inauguradora" de los cargos populares en vísperas de las elecciones tras el viaje que la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha hecho este lunes en el trayecto inaugural del eje atlántico del AVE, que une Vigo y A Coruña. "Esta infraestructura no va a entrar todavía en funcionamiento", denuncian desde el BNG. En Granada, lo que ha criticado la oposición no ha sido el acto de inauguración, sino su exclusión en el mismo. El PSOE granadino ha acusado al Ministerio de Fomento de convertir la apertura del tramo La Gorgoracha-El Puntalón de la A-7 en un acto "puramente electoralista y propagandístico" del PP y ha criticado la actitud "desleal" por "ignorar" a los alcaldes y representantes socialistas de la comarca y "pretender excluirlos de la inauguración".