El jefe de la Demarcación de Costas de Málaga, Juan Carlos Fernández, aseguró que si aparecen medusas en el litoral malagueño, "actuaremos de forma similar al pasado año", por lo que "dispondríamos de tantos barcos como fuera necesario para retirarlas de las zonas de baño". Así, Fernández explicó que "tenemos que estar pendientes de este asunto para ver qué sucede", aunque precisó a Europa Press que "tenemos ya a vigilantes inspeccionando".

Además, recordó que en el caso de que hubiera medusas situarán barcos sobre todo en la zona de los municipios malagueños de Vélez-Málaga y Nerja. A pesar de que ya ha habido algún caso puntual en la zona --en la playa de la Malagueta-- según el responsable provincial de Costas, "sólo fue un caso concreto y rápido porque aparecieron y desaparecieron en un día". En este sentido, indicó que "hasta que no haya temperaturas altas, no van a volver a aparecer" y afirmó que "espero que con la temperatura de esta primavera no contemos con su presencia", aunque precisó que "el medio natural de las medusas es el mar".

Tenemos que estar pendientes de este asunto para ver qué suced

El pasado año, la llegada de medusas al litoral de la provincia obligó el despliegue por parte de Costas de un total de 14 embarcaciones, que junto con la colaboración de la Delegación provincial de Medio Ambiente y los pescadores de la zona permitieron acabar con las plaga de medusas. Por ello, Fernández reiteró la intención del Gobierno de disponer de "tantas embarcaciones como sean necesarias para retirar de las zonas de bañistas las medusas que aparezcan". De hecho, el ministerio de Medio Ambiente, tras una reunión mantenida con los responsables de Costas en Madrid la semana pasada, está estudiando un plan de choque para controlar las medusas este verano.

Plan de playas

Desde el Ayuntamiento de Málaga informaron de que el plan de playas para este nuevo año 2007 se pondrá en marcha el próximo 15 de junio hasta el 15 de septiembre. El servicio que prestará de cara a este verano, al igual que en los anteriores, será el de vigilancia de playas, salvamento y socorrismo.

En cuanto al tema de las medusas, desde el Consistorio indicaron que la prevención de plagas está dirigida por la Demarcación de costas, y el Ayuntamiento malagueño sólo dispone de barcos para la recogida de residuos sólidos. Si al paso de estas embarcaciones, que para este año se ponen en marcha cuatro --una en playa de Guadalmar, una en la playa de la Misericordia, una en la playa de la Malagueta, otra en la de El Dedo-- detectan cualquier banco de medusas "actuarán para eliminarlas", aunque precisaron "que su cometido es recoger cualquier material sólido que encuentren en sus labores". Asimismo, al igual que Costas, tanto el Ayuntamiento como la Demarcación "realizan labores de vigilancia desde las torretas" para mantener un control de las playas.

El ministerio de Medio Ambiente está estudiando un plan de choque para controlar las medusas este verano.

Aula del mar

Por otro lado, el biólogo del Aula del Mar, Francisco José Pinto, explicó a Europa Press que los principales factores que influyen en la presencia de medusas en las playas de cara al periodo estival son las corrientes marinas, la salinidad del agua y la temperatura. En cuanto a las corrientes, Pinto señaló que las medusas son especies pelágicas, es decir que viven en alta mar, por lo que están a merced de las corrientes marinas que arrastran a estas especies, ya que no se pueden impulsar a si mismos.

El segundo de los factores es el cambio de temperatura, "que afecta a todas las especies", que siempre van buscando las temperaturas más propicias dependiendo de las temperaturas de las corrientes marinas, "por lo que las medusas se desplazan hacia esa zona que más le convenga". Por último, la salinidad del agua, que son los gramos de sal que tiene el agua por un litro de disolución "todas estas condiciones afectan, aunque principalmente es el impulso de las corrientes marinas, porque están a su merced".