El papel del 'ladrillo' será "tarde o temprano" significativo, según la Fundación de las Cajas de Ahorro

  • Funcas ve elementos que sugieren la vuelta del 'ladrillo' como motor económico.
  • Espera que los precios suban "de 2015 en adelante" de forma moderada.
  • A comienzos de 2015, el número de salarios necesarios para pagar una vivienda es de 6,1 de media en España.
Grúas y andamios de varios edificios en construcción.
Grúas y andamios de varios edificios en construcción.
Chema Moya /EFE

En el segundo trimestre de 2014, el ‘ladrillo’ tuvo una aportación positiva al PIB por primera vez desde el inicio de la crisis. En ese momento, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, vino a decir que para la construcción y el inmobiliario lo peor ya había pasado. Pero, ¿volverá el 'ladrillo' a ser lo que fue?

Al margen de si eso es lo que le conviene al país, la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) cree que ahora que la economía se está recuperando, "el papel de la construcción será tarde o temprano significativo". Lo afirman los economistas de Funcas Santiago Carbó y Francisco Rodríguez en el último número de los Cuadernos de Información Económica. Según ellos, “al margen de las correcciones necesarias", este sector sigue siendo de "indudable relevancia" para el crecimiento económico de España.

Desde Funcas, se señala que tras los años de la 'burbuja' inmobiliaria, el sector inmobiliario tenía que realizar ajustes, como el de precios, que ha supuesto una rebaja de las viviendas de entre el 30% y el 40% desde los niveles máximos de 2008. Sin embargo, el momento actual es el de una "recuperación incipiente", a la vista de la mejora de los datos sobre transacciones y el crecimiento de los contratos hipotecarios.

En esta línea, es de esperar que el precio de la vivienda se incremente "de 2015 en adelante", aunque de forma moderada, puesto que los altos niveles de desempleo y de endeudamiento aún afectarán a la demanda.

Salvando las distancias entre comunidades autónomas, el número de salarios necesarios para pagar una vivienda era de 6,1 de media en España a comienzos de 2015 –desde los 4,1 sueldos en Castilla-La Mancha, hasta los 8,8 en Baleares– e "incluso si los extranjeros representan alrededor del 13% de las ventas, la mayor parte del mercado depende de las condiciones económicas de los residentes", precisa Funcas.

Por el lado de la oferta también existen lastres para el sector inmobiliario. La Fundación recuerda que el excedente de viviendas sin vender aún acumula entre un millón y 1,4 millones de inmuebles vacíos, de los que alrededor de medio millón son pisos nuevos.

Ahora bien, entre todos estos indicadores, Funcas reconoce algún elemento que sugiere la vuelta del 'ladrillo' como motor económico. Así, recuerda que los datos de afiliación a la Seguridad Social en febrero de 2015 arrojaron 96.909 nuevos ocupados, de los que 26.068 pertenecían a la construcción, por delante del resto de sectores.

En este contexto de renovación del sector inmobiliario, los economistas piden una mejora de las estadísticas disponibles en España sobre el mismo. Señalan que las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE), basadas en registros públicos, no reflejan los verdaderos precios acordados por las partes en una compraventa. Esta situación, señalan finalmente, también ocurre en el caso de las estadísticas que ofrecen los portales inmobiliarios, que recogen precios superiores a los reales, puesto que toman los valores de oferta sin la negociación posterior entre las partes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento