Jorge Fernández Díaz
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. EFE

El Ministerio del Interior investiga en las redes sociales 50 mensajes ofensivos con las víctimas del accidente aéreo de los Alpes y más de 20 perfiles relacionados con esos tuits que han circulado en las últimas horas sobre la catástrofe del avión.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha ordenado a las fuerzas de seguridad del Estado que investiguen los mensajes "muy ofensivos" que han circulado en Internet contra algunas de las víctimas del siniestro aéreo por ser de origen catalán.

Estas actuaciones se han abierto en el marco de las acciones que llevan a cabo las fuerzas de seguridad contra los delitos de odio, que proliferan en Internet, según fuentes de Interior.

Algunos de los mensajes ofensivos que circulan por la red son: "Lo del accidente de avión me parece muy bien si había catalanes dentro de él", "Ojalá que sean todos catalanes los muertos en el accidente de avión que volaba entre Barcelona y Düsseldorf" y "Solo son españoles cuando una desgracia para apuntarse a las indemnizaciones. Boicot products of Cataluñisten".

Otros mensajes difundidos son: "Vale, lo voy a decir yo, pero media España está pensando que ojalá los 45 apellidos españoles sean de catalanes, vascos y panchitos" y "A ver, a ver, no hagan un drama que en el avión iban catalanes, no personas".

La política socialista Beatriz Talegón ya se hizo eco de estos tuits ofensivos, aunque se desconoce si serán los mismos que investigarán las fuerzas de seguridad.

El presidente de la plataforma de abogados Dretscat, Sergi Blázquez, ha explicado que han recibido más de un millar de mensajes de usuarios de Twitter desde que el martes por la tarde pidieron que les hicieran llegar capturas de los mensajes catalanófobos publicados en esta red social. Los servicios jurídicos de la Generalitat colaborarán con la entidad en la redacción de las demandas que puedan derivarse para defender jurídicamente el honor de las víctimas.

Los Mossos d'Esquadra también están recopilando tuits ofensivos y ya investigan 17 perfiles de Twitter por 24 mensajes que podrían ser constitutivos de un delito de incitación al odio y la discriminación, y están en contacto con el fiscal especializado en esta materia para que pueda emprender acciones.

Sin embargo, la Fiscalía General del Estado todavía no ha actuado de oficio a diferencia de lo que ocurrió cuando un joven de la Comunidad Valenciana por haber celebrado en Twitter el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, la popular Isabel Carrasco. Fue imputado judicialmente por un delito de apología ante la comisión de asesinato, igual que otro joven de Jerez de la Frontera (Cádiz) que colgó vídeos donde justificaba el asesinato.

Hasta el anuncio del ministro del Interior de que se investigarán los mensajes ofensivos, la Policía Nacional había publicado un único mensaje en Twitter en el que animaba a ignorar los mensajes de los "trols" y a ponerse en contacto con la Unidad de Investigación Tecnológica si alguno infringía la ley. En un tuit posterior, ha recordado que estos mensajes "desagradables y mezquinos" pueden ser delito.