El cómico Pedro Reyes ha fallecido a los 53 años en la madrugada de este martes.

El humorista se encontraba en en Valencia y su cuerpo sin vida fue hallado en su cama y se le practicará la autopsia para determinar las causas del fallecimiento, aunque se sospecha que pudo deberse a un infarto.

Los servicios de emergencia de la Generalitat que acudieron esta madrugada al domicilio de Pedro Reyes en la localidad valenciana de Massarrojos solamente pudieron confirmar la muerte del actor y cómico.

El Teatro Alameda de Málaga capital, en el que se estaba representando la obra Taxi ha suspendido todas las funciones tras su fallecimientoDe actividad incesante en la actualidad, había dejado aparcada un poco su faceta de monologuista para representar en el teatro la obra Taxi con los conocidos humoristas Felisuco y Josema Yuste, y se había embarcado en la aventura de dirigir una película, El último fin de semana, una historia rodada en Valencia, ciudad en la que esta noche le ha sorprendido la muerte a los 53 años.

El Teatro Alameda de Málaga capital, en el que se estaba representando la obra Taxi ha suspendido todas las funciones tras su fallecimiento.

Según el director del Teatro Alameda, Carlos Sánchez Ramade, que se ha mostrado conmocionado por la muerte de Reyes, la próxima función estaba prevista este jueves a las 20.30 horas.

Precisamente, este jueves, viernes y sábado eran las últimas funciones de esta obra de teatro, protagonizada por el propio Reyes, Félix Álvarez 'Felisuco' y Josema Yuste, que llevaba en cartel en Málaga desde el pasado 5 de marzo.

"Estaba funcionando muy bien, él se lo estaba pasando fenomenal con su papel y tenía muchísima ilusión", ha apuntado el responsable del teatro malagueño, quien ha añadido que el cómico no estaba enfermo "y que se ha ido sin sufrir".

Arropado por el cariño de sus compañeros

Actores, cómicos, músicos y el mundo de la cultura en general ha lamentado en Twitter la muerte de Pedro Reyes.

El primero en dar la noticia fue su gran amigo y compañero de profesión, el actor Pablo Carbonell.

Carbonell, ha asegurado a EFE que le ha sorprendido la muerte de su amigo: "Era una persona que se cuidaba mucho: ni fumaba ni bebía".

Empezó a hacer teatro con él a los dieciséis años, con el grupo Centuria. Con la voz entrecortada, Carbonell ha reconocido que no se hubiera "lanzado" en esta profesión "sin el espejo de Pedro".  Juntos empezaron, "sin dinero ni ropa", a hacer teatro callejero para buscarse "la vida".

En el parque del Retiro actuaban todos los días hasta que la periodista Rosana Torres, presentadora entonces del programa de televisión El carro de la farsa, "les descubrió" y les enseñó el camino que les llevó a participar en el mítico programa La bola de cristal, en compañía de Alaska.

"Le debo a Pedro muchísimas risas, —ha confesado Carbonell— era un cómico con una grandísima capacidad para hacer reír, y una excelente persona".
La última vez que se vieron fue hace unos meses, en el concurso "Pasapalabra", Carbonell le invitó a cenar en su casa pero no pudo porque tenía compromisos profesionales: "lo pasamos muy bien aquellos días".

"Estaba lleno de proyectos. Estaba con la obra Taxi y a punto de estrenar una película que había producido y dirigido él mismo, El último fin de semana", ha rememorado aturdido. "No sé ni donde tengo la cabeza", ha añadido el artista.

Amigos y numerosas personalidades del mundo del espectáculo también han dejado sus condolencias por la inesperada pérdida en las redes sociales: