«Las plantas son como mi familia y no me gusta que las toquen»
Jardinera Voluntaria.
María Ángeles es vecina de Godella y desde hace diez años se encarga de cuidar el jardín que hay al lado de su casa. El Ayuntamiento acaba de tributarle un homenaje por su labor como jardinera altruista.

¿Qué le parece que el Consistorio le premie por el trabajo que hace en el jardín?

Me hizo ilusión, pero no me hacen falta homenajes para seguir cuidando el jardín. Lo hago porque me encantan las plantas y nada más.

¿Cuándo va al jardín?

Me acerco todos los días sobre las siete de la mañana, ya que es cuando no hay sol y mejor se trabaja. Ahora, en verano, me acerco también por la tarde porque tengo que regar cuando se pone el sol para que no se mueran las plantas.

¿Qué cuidados le presta a las plantas?

Pues un poco de todo, ya que yo las planto en semillas, las podo y las trasplanto. Son como mi familia y no me gusta que nadie las toque.

¿Le ayuda el Consistorio?

A veces me ha respaldado cuando he necesitado tierra o alguna planta, pero prácticamente me lo he costeado yo todo.

¿Qué le motivó a hacerse cargo del jardín?

Pues que lo tenía al lado de casa y nadie lo cuidaba. Entonces decidí ponerme manos a la obra, y ya han pasado diez años de aquello, y lo que me queda.

¿La apoyan para que siga realizando esta labor?

La verdad es que sí, los jardineros del pueblo me animan mucho. Ellos me dicen: «Es una lástima que no haya más gente como usted», me halaga mucho.

Bio

Nació en 1925. Vive en Godella y las plantas son su pasión. No le gusta que le toquen las flores porque «se marchitan».