La Junta firma el contrato de las obras del tramo del metro de Málaga hasta el centro

La Consejería de Fomento y Vivienda ha formalizado este martes dos acuerdos relevantes para el inicio en abril de las obras del tramo Guadalmedina-Atarazana del metro de Málaga, que discurre de forma soterrada por el centro histórico y turístico de la capital, y que arroja un gran potencial en la captación de demanda de viajeros.
Junta metro firma obras guadalmedina centro
Junta metro firma obras guadalmedina centro
EUROPA PRESS/JUNTA

La Consejería de Fomento y Vivienda ha formalizado este martes dos acuerdos relevantes para el inicio en abril de las obras del tramo Guadalmedina-Atarazana del metro de Málaga, que discurre de forma soterrada por el centro histórico y turístico de la capital, y que arroja un gran potencial en la captación de demanda de viajeros.

De un lado, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía y la Unión Temporal de Empresas Acciona-Sando, adjudicataria de la obra de infraestructura, vía y urbanización, han firmado el contrato para acometer estos trabajos, valorados en 26,62 millones de euros y un plazo de 28 meses, según han informado desde la Junta andaluza.

Por otra parte, se ha seleccionado la oferta presentada por Ayesa como la más ventajosa para desarrollar las labores de asistencia técnica de supervisión y control de la ejecución de este tramo, por un importe de 1,44 millones de euros, según han manifestado a través de un comunicado.

La firma del contrato de la obra, una vez recabada toda la documentación necesaria a partir de la adjudicación del concurso el pasado 10 de febrero, se ha llevado a efecto por el director general de Movilidad de la Consejería de Fomento y Vivienda, Rafael Chacón, y el gerente de la UTE formada por Acciona y Sando, Eduardo Caroselli.

Igualmente, la adjudicación de la asistencia técnica se formalizará en un plazo de 10 días, período con el que cuenta Ayesa para acreditar la documentación requerida. El objetivo es iniciar las obras del tramo Guadalmedina-Atarazana en la segunda quincena del próximo mes.

De hecho, este jueves, técnicos de la Agencia de Obra Pública y de la UTE adjudicataria del tramo mantendrán una reunión con el Área de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga centrada en la coordinación para el plan de desvíos alternativos de tráfico, así como para el desvío y reposición de servicios afectados, es decir, de las redes de suministro y saneamiento urbano localizadas en la zona de obra.

La asistencia técnica, cuyo plazo de duración se adecuará al de las obras de construcción, dará soporte técnico a la Agencia de Obra Pública en el seguimiento del desarrollo de la obra, con el objetivo de velar por la correcta ejecución de esta actuación, de acuerdo a los criterios establecidos en los pliegos contractuales y conforme a los parámetros previstos en el proyecto constructivo.

Las actividades de esta ingeniería consistirán en la verificación de la calidad y alcance de los medios técnicos y humanos empleados por la constructora, así como el desarrollo de las labores específicas de control de calidad en lo concerniente a los materiales y unidades de obra, mediante ensayos de laboratorio, y la supervisión del cumplimiento de las condiciones de seguridad y salud laboral.

Descripción del tramo

El tramo Guadalmedina-Atarazana consta de 295 metros de longitud lineal, se desarrollará de forma subterránea y consta de una única estación, denominada Atarazanas, ubicada en la intersección entre la calle Torregorda y la Alameda Principal. La localización de dicha estación esta concebida para garantizar el acceso al centro histórico de Málaga, uno de los principales focos de atracción de demanda en la movilidad de la capital.

El punto de partida del trazado, común a las líneas 1 y 2 del metro de Málaga, se encuentra en el estribo oeste del Puente de Tetuán sobre el río Guadalmedina, donde concluye el tramo El Perchel-Guadalmedina, actualmente en fase de construcción y que da continuidad a la red que el pasado 30 de julio se puso en servicio comercial: las líneas 1 y 2 hasta el intercambiador El Perchel-María Zambrano.

El túnel discurre bajo el tablero norte el Puente de Tetuán, lo que implicará una de las actuaciones singulares de esta obra, consistente en la demolición y posterior reconstrucción de dicha estructura de paso.

Una vez cruzado el río Guadalmedina, el trazado continúa por la calzada norte de la Alameda principal hasta la confluencia con la calle Torregorda, donde se ejecutará el recinto que albergará la futura estación.

Ficus centenarios

El proyecto también contempla una serie de medidas para evitar la afección a los ficus centenarios de la Alameda Principal, situados en el lateral norte, por donde discurre la traza del metro hasta Torregorda. En concreto, las pantallas del túnel se separarán un mínimo de siete metros del tronco de los árboles y la rasante se ha profundizado para dejar pasar el flujo de agua freática.

En cuanto a las características de la estación, Atarazanas dispondrá de una boca de acceso o edículo a la altura de la calle Torregorda, dotada, como el resto de estaciones subterráneas, de escaleras fijas y mecánicas, que se complementarán con el edifico del ascensor, para facilitar así el tránsito.

El andén es lateral, de cuatro metros de ancho y 66 metros de longitud, para poder albergar así doble composición de trenes. Todo el trazado es de vía doble, salvo el correspondiente a la estación, de vía única, pero dotada de aparto de vías para facilitar las maniobras.

Reurbanización de la alameda

Otro elemento fundamental en esta actuación es la urbanización que se llevará a cabo en el lateral norte de la Alameda Principal, una vez restituido el viario tras la ejecución del túnel, puesto que se abordará la peatonalización de la calzada norte de la Alameda, coincidente con el paso del metro.

El proceso de reurbanización, que incluye los trabajos de demoliciones, pavimentación, señalización horizontal y vertical, instalación de semáforos y control de tráfico, alumbrado público, jardinería y nuevo mobiliario urbano, tendrá un coste de unos 5,2 millones de euros, contemplados en el presupuesto de licitación.

La adjudicación del tramo Guadalmedina-Atarazanas se inscribe en la solución final consensuada entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga para culminar la red de metro, y que consiste en el acceso soterrado al centro histórico, a través del mencionado tramo, y la prolongación, principalmente en superficie, de la línea 2 desde la Estación Guadalmedina hasta el Hospital Civil-Materno, que la pasada semana recibió la Autorización Ambiental Unificada.

El trazado puesto en servicio comercial el pasado 30 de julio equivale al 81 por ciento de la red prevista, y el 19 por ciento restante se corresponde al tramo en ejecución, entre El Perchel-Guadalmedina, y su prolongación hasta el centro histórico, hasta la estación Atarazanas, y hacia la zona norte de la ciudad, hasta al Hospital Civil.

Estos tres tramos son de "vital importancia", han manifestado en el comunicado, pues conferirán más del 75 por ciento de la demanda total prevista con la culminación y puesta en servicio de toda la red, que se estima en 20,7 millones de usuarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento