Los ciudadanos españoles somos solidarios en lo que se refiere a la donación de órganos; no es una novedad que nuestro país esté a la cabeza de las naciones con más donantes: unos 33,8 donantes por 1.000.000, según las cifras oficiales de 2006, y es algo que se refleja en el último sondeo encargado por la Comisión Europea, que dice que un 57% de los españoles estarían dispuestos a donar sus órganos.  Aunque según los últimos datos del Gobierno, el índice de donantes ha bajado, ya que en 2004 eran 35 los donantes por 1.000.000 de habitantes.