Vegetta y Willyrex
Vegetta (izquierda)  y Willyrex durante una entrevista Patricia Gruenholz

El fenómeno de las redes sociales es imparable e impredecible. Especialmente en Youtube, que en los últimos años el perfil del usuario activo que cuelga vídeos ha cambiado y ha dado un paso hacia la creación de una faceta 'profesional' online: el youtuber.

Pero, ¿qué es exactamente un youtuber? (la RAE no lo recoge, pero sí que lo hace con tuitero en su última actualización). Es aquel usuario que tiene miles y miles de seguidores y que se gana la vida subiendo habitualmente vídeos a la plataforma Youtube, como sucede con Vegetta777 y Willyrex, dos gamers (jugadores de videojuegos) que consagran más de nueve y cinco millones de suscriptores en sus respectivos canales y que ahora presentan libro.

Wigetta. Un viaje mágico, de casi 200 páginas, está escrito a cuatro manos y se inspira en el mundo de los videojuegos para contar las aventuras de Willy y Vegetta, unas intrépidas mascotas con una personalidad muy característica que lucharán contra las brujas y gigantes para devolver la paz a su pueblo tras una invasión zombi.

El germen del libro nació de la idea de "jugar a ser Dios: vamos a pensar en ubicarnos en un sitio, ahora de golpe pensamos en un mago, pues venga mago”, explica Willyrex, en una entrevista concedida a este medio, junto con Vegetta que se mostraba más tímido, ambos muy arropados por su manager.

La gente prefiere reírse, en vez de demostrarles lo bueno que somos jugando El libro alterna viñetas con texto y se presenta de manera interactiva, dando la posibilidad al lector de comenzar el relato por diferentes capítulos, no siendo una historia lineal.

Wiggeta se dirige a "nativos digitales", quienes comprenderán mejor que nadie la narrativa "transmedia" del libro y las referencias al famoso videojuego Minecraft a través del pueblo que habitan Willy y Vegetta.

Los dos gamers viven en Los Ángeles desde mayo de 2014, y dicen que los más jóvenes muy a menudo “nos reconocen cuando vamos por la calle”. Vegetta aclara que “la gente está muy equivocada cuando piensa que estamos todo el día de fiesta: trabajamos 14 horas diarias, solo paramos para comer o cenar, si nos da tiempo”.

Primeros pasos

El hecho de “compartir todas las partidas de videojuegos” fue lo que le instó a Willyrex a subir los vídeos. "Empecé hace cuatro años con esto, cuando me pasaba una partida más complicada, se lo enseñaba a mis amigos para que lo vieran; luego decidí subirlo a Youtube, pero claro, no lo ven 20 personas, sino 100 o 200”.

Vegetta se inició como youtuber porque subía vídeos de videojuegos “como hobbie, ya que al principio tenía una finalidad didáctica, “ayudar a la gente, como si fuera un tutorial”, más tarde pasó al entretenimiento. “Es más ser nosotros mismos y echarnos unas risas; la gente prefiere reírse, en vez de demostrarles lo bueno que somos jugando”.

Los primeros vídeos de los dos internautas registraban escasas visitas, en torno a unas 100 o 200, durante las primeras semanas. Vegetta no recuerda qué vídeo o qué forma de enfocar el contenido del mismo le hizo aumentar sus visitas, “fue una subida lineal”. Sin embargo, Willyrex recuerda que si conseguía un videojuego días antes de su estreno en el mercado, lo comentaba y lo subía a Youtube, las visitas subían como la espuma.

Los dos gamers escogen en sus series los videojuegos Minecraft y GTA porque “son mundos abiertos que nos permiten presentar las series como quieres”.

En esta misma línea, reconocen que incluyen contenidos autobiográficos en los vídeos sobre todo, cuando no están en casa o de viaje”.

Por su parte, Vegetta utiliza en sus vídeos un vocabulario cuidado y con el que pretende dirigirse a “todos los rangos de edad", pues le siguen especialmente muchos niños y adolescentes, lo que conforma parte de su éxito.

"Preferimos repartinos el pastel"

Vegetta y Willyrex "no se ven como rivales”, sino como compañeros de trabajo, que aunque muchas veces no hagan colaboraciones juntos, tampoco creen que haya competencia indirecta. "Entre nosotros apenas hay roces cuando trabajamos juntos”, aseguran.

Vegetta y Willyrex suben dos o tres vídeos al día “En otros países los youtubers son muy competitivos, pero aquí nos hemos juntado cuatro o cinco y hemos multiplicado por cuatro o cinco nuestra audiencia. Preferimos repartirnos el pastel”, comenta Willyrex, que mantiene buena relación con otros youtubers, como Rubius o Alexby.

Los dos suben a la plataforma de vídeos más popular entre dos y tres vídeos al día, del que cada vídeo requiere unas dos o tres horas de preparación. “Muchas veces nos pasamos cuatro horas elaborando un vídeo, pero si al final no es interesante no lo publicamos”.

“Gaymer” es una palabra que Vegetta la incluye a modo de eslogan en el home de su página de Youtube, al respecto ha comentado: “tengo muchos amigos gais y así se llama nuestro grupo: no se trata de ser gay o no, lo coloqué, la gente lo veía de forma natural y entonces no lo he cambiado”.

Asimismo Vegetta ha confesado que prefiere perder suscripciones de su canal de Youtube, si los usuarios se dedican “a opinar de forma despectiva”.

Willyrex y Vegetta, junto con su compañero Staxx, lanzaron el año pasado Karmarun, un videojuego gratuito para dispositivos móviles, que ya ha alcanzado dos millones de descargas.