Los españoles están por debajo de la media europea en el nivel de "satisfacción" con su vida

  • La media europea se situa en el 7,1, mientras que los españoles están en el 6,9, según datos publicados por la agencia estadística comunitaria Eurostat.
  • Daneses, finlandeses y suecos son los europeos más satisfechos con su vida; los chipriotas, húngaros y portugueses son los que se sienten menos felices.
  • Eurostat constata que en la UE la satisfacción tiende a disminuir con la edad.
La serotonina ha estado siempre vinculada a la felicidad y bienestar.
La serotonina ha estado siempre vinculada a la felicidad y bienestar.
GTRES

Los daneses, los finlandeses y los suecos son los europeos "más satisfechos con su vida", mientras que los chipriotas, húngaros y portugueses son los que se sienten menos felices y los españoles se sitúan en un término medio, según datos publicados este jueves por la agencia estadística comunitaria Eurostat.

Con motivo de la celebración este viernes del Día Internacional de la Felicidad, la oficina ha dado a conocer los resultados de un nuevo tipo de encuesta que revela que, sobre una escala de cero a diez, cerca del 80% de los europeos mayores de 16 años evaluaba con al menos un 6 su satisfacción general en la vida en 2013.

La media europea se situaba en el 7,1, mientras que en el caso de los españoles estaba en el 6,9. Los daneses, finlandeses y suecos calificaban con un 8 su grado de satisfacción y, en el extremo opuesto, los chipriotas, húngaros y portugueses le daban un 6,2. Eurostat ha dado a conocer los primeros resultados de esta amplia encuesta sobre los indicadores la calidad de vida de los europeos, que se publicará con más detalle el próximo junio.

  • Los jóvenes, más satisfechos

El análisis llevado a cabo pone de relieve que los jóvenes de entre 16 y 24 años son en general los más satisfechos con su vida, con una nota del 7,6 entre los europeos (7,4 en el caso de los españoles). El grupo de edad de personas más mayores (de 75 en adelante) es el que se declara menos satisfecho (6,8 de media en la UE, 6,4 en el caso de los españoles). Eurostat constata que en la UE la satisfacción tiende a disminuir con la edad, con la excepción del grupo entre los 65 y los 74 años, periodo que para la mayoría de europeos sigue inmediatamente el acceso a la jubilación.

  • El género, poco determinante

Por otra parte, la encuesta revela que el grado de satisfacción en relación con la vida difiere muy poco entre hombres (7,1 sobre 10) y mujeres (7 sobre 10). Sin embargo, la proporción de mujeres con un nivel alto de satisfacción con su vida (22%) es ligeramente superior que la de hombres (21%). En el otro extremo, hay más mujeres con niveles bajos de satisfacción (21,6%) que hombres (20,2%).

  • Los ingresos no priman sobre otros factores, como la salud

La encuesta pone de relieve, por otra parte, que el contar con una fuente de ingresos no es un factor primordial de satisfacción en la vida. Entre los europeos, la salud es el elemento que más pesa a la hora de evaluar la satisfacción, un factor al que la media de los ciudadanos asigna un 7,9, seguida de la situación financiera (7,5), la situación laboral (7,4), tener a alguien con quien contar en caso de necesidad (7,2) y vivir en un hogar con niños (7,2).

  • A mayores ingresos, más satisfacción con la vida

Aunque el punto anterior es cierto, el análisis de los datos demuestra también que la relación entre ingresos y satisfacción de vida es muy alta, como por otro lado los estudios de este tipo vienen demostrando desde hace décadas. Según Eurostat, a menos ingresos, la media de satisfacción es más baja (6,5), y al contrario, aquellos que se encuentran en los grupos de población con salarios más altos tiene una satisfacción con su vida mucho mayor (7,5). Además, solo el 16,7% de las personas situadas en el tercil más bajo de ingresos aseguran que están muy satisfechos con su vida, en comparación con el 27% de los que están en el tercil más alto de ingresos.

  • El desempleo está asociado con niveles muy bajos de satisfacción

El nivel más bajo de satisfacción general con la vida lo muestran los desempleados. Esto es así para prácticamente el total de ciudadanos de los Estados miembros. Por otro lado, entre el grupo de los que sí tienen trabajo, los menos satisfechos con la vida son aquellos que tienen empleos a tiempo parcial (7,3).

  • Las parejas con hijos son más felices

La satisfacción con la vida entre la gente que vive sola es más baja que la de aquellos que viven en pareja, tengan o no tenga hijos. Los mayores niveles de satisfacción, 7,4, lo ostentan dos adultos viviviendo juntos y con hijos a su cargo. En el otro extremo, en nivel medio más bajo de satisfacción lo ostentan aquellas personas menores de 65 años que viven solas (6,6).

  • El nivel educativo influye mucho en la satisfacción con la vida

La educación como un valor en sí mismo, y no solo con un medio para un fin (lograr estabilidad económica o un mejor trabajo) también es un elemento que se ha tenido en cuenta en este estudio. Aquellos con estudios secundarios tienen un nivel medio de satisfacción con su vida de 6,6, mientras que aquellos que poseen educación universitaria tienen un nivel de satisfacción un punto mayor, de  7,6. Si bien, esta tendencia varía mucho según países. Así, en Suecia apenas hay diferencias entre cómo perciben su vida los que tienen más educación que los que tienen menos; sin embargo, en países como Hungría, Croacia y Bulgaria, la diferencia es significativa.

Mapa de Eurostat que representa los niveles de satisfacción en los diferentes países:

Satisfacción de vida en la UE
Mostrar comentarios

Códigos Descuento