Rebekah DiMartino
Rebekah DiMartino, una de las víctimas del atentado de Boston, en rehabilitación. FACEBOOK REBEKAH GREGORY DiMARTINO

Han pasado algo menos de dos años, pero esta semana algunas de las víctimas del atentado de la maratón de Boston de 2013 tuvieron que revivir frente al principal acusado, el menor de los hermanos Tsarnaev, Dzhokar, el horror vivido en esa tragedia.

Una de ellas es Rebekah Gregory. Esta mujer perdió la pierna izquierda en los atentados. Tras participar en el juicio, Gregory le ha dedicado una carta abierta en su perfil de Facebook a Tsarnaev que tiene cerca de 40.000 'me gusta' y ha sido compartida cerca de 12.000 veces.

En la carta, Rebekah, que ahora se dedica a dar charlas motivacionales sobre su experiencia, le dice a Tsarnaev que "en los últimos dos años, he visto tu cara no sólo en fotos, sino también en casi todas y cada una de mis pesadillas". Explica como casi su hijo pequeño perdió la vida en los atentados y le acusa también de ser "el responsable de tener la imagen, permanentemente incrustada en mi mente, de ver a alguien morir".

"Pero hoy (en referencia al pasado jueves, cuando participó en el juicio), todo eso cambió", dice Rebekah. "Hoy te miré a la cara y me di cuenta de que ya no te tengo miedo (...) Eres un cobarde, un niño pequeño que ni siquiera se atreve a mirarme a los ojos, porque no puedes soportar el hecho de que lo que intentaste destruir se ha hecho más fuerte", afirma esta mujer.

"Te llevaste una parte de mí (...) pero en muchos sentidos, me salvaste la vida, porque ahora estoy mucho más agradecida que antes por cada día que recibo. Y ahora tengo la oportunidad de abrazar a mi hijo con más fuerza que antes", asegura Gregory, que concluye diciendo que "mientras tú estás ahí sentado en régimen de aislamiento, voy a disfrutar de todo lo que este precioso mundo tiene que ofrecerme. ¿Y sabes qué más? Lo haré sin miedo a ti. Porque ahora para mí no eres nadie y es oficial que eres el que ha perdido. Y eso es una mierda para ti, tío. Espero que te haya merecido la pena. Sinceramente, alguien con quien no deberías haberte metido".

Dzhokar Tsarnaev está acusado de 30 cargos a nivel federal, 17 de los cuales podrían conllevar la pena de muerte.