Yanis Varoufakis
El nuevo ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis. EFE

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, ha enviado a sus socios de la eurozona una lista con las reformas inmediatas que planteará en la reunión del Eurogrupo del próximo lunes y que, entre otras medidas, contempla un techo de gasto presupuestario. Esta nueva lista, filtrada por fuentes gubernamentales, consta de siete en lugar de seis puntos e incluye como novedad el objetivo de un techo de gasto presupuestario anual, dentro del plan de mejora de la redacción y ejecución de los Presupuestos Generales.

Mantiene las medidas para reducir la burocraciaOtra novedad es la introducción de un reglamento de venta de licencias para los juegos de azar electrónicos, de las que el Estado espera recaudar más de 500 millones de euros.

El nuevo texto reformula el punto en que se hablaba de la activación de un Consejo Fiscal, un organismo creado el año pasado bajo presión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que todavía no ha empezado a funcionar, y cuyo objetivo ha sido modificado. En la antigua redacción se hablaba de que la tarea de este consejo sería coordinar a los inspectores de Hacienda y supervisar la aplicación de la legislación fiscal. En la nueva, añade que se tratará de un órgano completamente independiente, cuyo objetivo es ayudar al Gobierno a evitar el déficit primario. Además, tendrá competencias a la hora de hacer previsiones económicas y de observar la aplicación de los programas y objetivos fiscales.

El catálogo que se planteará al Eurogrupo mantiene las medidas para reducir la burocracia y añade iniciativas para fomentar el clima empresarial por medio de mejoras en la calidad de los servicios públicos.Para reducir los trámites burocráticos, que en este país siguen siendo inmensos, el Gobierno introducirá una legislación que prohibirá a la Administración pedir a los individuos documentos que ya obran en manos del Estado, un trámite común en la actualidad que dilata todo proceso administrativo.

Crisis humanitaria

Otra medida anunciada es la creación de un cuerpo de inspectores que trabajarán para Hacienda pero tendrán contratos privados temporales, y cuya función será la de controlar a las personas bajo sospecha de haber evadido impuestos. Se mantienen en la nueva versión de la lista las iniciativas para hacer frente a la crisis humanitaria, aunque se detalla su coste. El texto precisa que el presupuesto para estas medidas —luz gratuita, ayuda a la vivienda y cupones alimentarios para los más pobres— asciende a 200,29 millones de euros.

Estas medidas se financiarán reduciendo costes en los ministerios por un total de 60,9 millones de euros y mediante la introducción de un nuevo sistema de adjudicación de los contratos públicos, con el que se pretende ahorrar 140 millones de euros.

El Gobierno griego esperaba que la concreción de algunas de las medidas comprometidas hasta finales de abril sirviera para que los socios europeos aprueben el adelanto de algún tramo de la ayuda financiera pendiente. Pero fuentes comunitarias descartaron un anticipo mientras no haya comenzado la evaluación técnica de las reformas en su conjunto.