El Obispado de Mallorca probablemente suspenderá cautelarmente al prior de Lluc A.V., tras la denuncia presentada contra él por presuntos abusos sexuales continuados a un antiguo 'blauet', si bien todavía no ha adoptado una determinación al respecto.

Fuentes del Obispado han informado a Europa Press que durante las "próximas horas" se acordarán "medidas cautelares" que probablemente pasen por que el prior sea apartados de sus cargos.

Tras la denuncia presentada esta semana, se ha empezado una investigación previa, lo que en términos judiciales sería una instrucción, para ver si se determinan medidas cautelares contra este sacerdote.

Así, han explicado que este es el proceso habitual que marca la Santa Sede en el que un tribunal eclesiástico acabará por determinar la idoneidad o no del actual prior para seguir siendo sacerdote.