El PSOE-A vencería en las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo, pero no alcanzaría la mayoría absoluta necesaria para gobernar en solitario, según la estimación de voto realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) relativa a Andalucía.

Para realizar este estudio, el CIS llevó a cabo 3.130 entrevistas en las ocho provincias andaluzas entre el 30 de enero y el 17 de febrero.

Los socialistas obtendrían un 34,7% de los votos, frente al 39,5% que cosecharon en los comicios autonómicos de 2012, y relegarían de nuevo a los populares a un segundo puesto en la comunidad.

El CIS estima que el PSOE-A conseguiría 44 escaños en el Parlamento; el PP-A, 34 diputados; y Podemos, entre 21 y 22 El PP-A no superaría el 25,7% de las votaciones, bastante lejos del casi 40,7% que logró en la anterior cita electoral andaluza. Mientras, IULV-CA, la tercera fuerza hasta esta legislatura solo alcanzaría el 6,6% de los sufragios (11,3% anteriormente), pasando a una cuarta posición.

Podemos se convertiría en la tercera fuerza política de la comunidad, al conseguir el 19,2% de las votaciones. Y Ciudadanos, en la quinta, con un 6,4% de los resultados.

Mientras, UPyD saldaría la cita en las urnas con tan solo un 2,3%, cuando en 2012 consiguió un 3,8%. No obstante, no sería el peor resultado, puesto que el PA, antaño una de las fuerzas políticas presentes en el Parlamento autonómico, quedaría con tan solo un 1,2% de las votaciones.

Ante estos resultados, la encuesta del CIS estima que el PSOE-A conseguiría 44 escaños en el Parlamento de Andalucía, tres menos que en 2012; y el PP-A llegaría a 34 diputados, frente a los 50 actuales.

Podemos entraría en la Cámara Alta con entre 21 y 22 representantes, Ciudadanos alcanzaría cinco e IULV-CA solo llegaría a cuatro-cinco, cuando hasta que se disolvió el Parlamento tenía 12.

Provincias

Por provincias, los socialistas andaluces obtendrían los mejores resultados en Huelva (39,4%), Jaén (37,3%), Sevilla (37,2%). Le seguirían Almería (36,3%), Córdoba (35,9%), Granada (34,4%) y Málaga (31,6%). Las peores cifras, las conseguirían en Cádiz (29,8%).

Por su parte, el PP-A solo superaría el 30% de los sufragios en Jaén (31%), Málaga (30,5) y Huelva (30,1). Podemos cosecharía sus mejores porcentajes en Almería (25,3%) y Sevilla (21,2%), pero en el resto de provincias no alcanzarían ni el 20% de los votos.

Mientras, las mejores notas de IU solo se registrarían en Sevilla (7,7%) y Málaga (6,9), pero en Almería solo se quedarían con un 4,2%. Por su parte, Ciudadanos casi rozaría el 8% en Sevilla y el 7%, en Cádiz. Sus peores cifras, las de Huelva: 2,7%.

UPyD solo se acercaría a los resultados de 2012 en Cádiz y Granada (3,4% y 3,2%). Sevilla, Cádiz y Córdoba son las provincias que más votos emitirán para el PA, pero en ellas en ningún caso superarán el 2%.

Pactos

La Cámara andaluza cuenta con 109 diputados, por lo que la mayoría absoluta se situaría en torno a los 55 escaños.

Eso significa que los socialistas quedarían lejos de ella, a pesar de que ese es el objetivo que ha perseguido su líder, Susana Díaz, para poder formar gobierno en solitario en la Junta de Andalucía.

Por tanto, para gobernar, el PSOE-A debería nuevamente buscar alianzas con alguna fuerza política. La candidata socialista ya ha asegurado que no pactaría ni con PP-A, ni con Podemos, por lo que, según estos resultados, solo le quedaría hacerlo con Ciudadanos o con Ciudadanos e IULV-CA, exsocio de Gobierno del PSOE en esta última legislatura, tal y como ya apuntaba la encuesta de Metroscopia para El País.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.