El 'pequeño Nicolás', ante el juez
Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el 'pequeño Nicolás', en los Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid. J. J. Guillén / EFE

La defensa de Francisco Nicolás Gómez Iglesias -el pequeño Nicolás-, ha solicitado al juez que llame a declarar urgentemente al comisario José Villarejo para aclarar si hubo irregularidades en la investigación sobre el joven, ya que Asuntos Internos instó a éste a decir que conocía al agente, sin ser verdad.

En el escrito, registrado este miércoles en el Juzgado y al que ha tenido acceso Efe, los letrados de Francisco Nicolás piden al titular del Juzgado de Instrucción 2 de Madrid que reciba "con carácter urgente" la declaración en calidad de testigo del comisario.

José Villarejo es el comisario que denunció este martes al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, por delitos como denuncia falsa y amenazas y coacciones, después de que el político le acusara a él y a otro comisario de extorsión policial en relación con la investigación sobre su ático de Estepona (Málaga).

Explicó que únicamente supo de la existencia de Villarejo por comentarios de
Javier de la Rosa

La defensa de Nicolás solicita que el comisario Villarejo informe sobre lo que sepa de la investigación al joven y sobre posibles alteraciones de pruebas por parte de la Policía.

En el escrito presentado en el juzgado, los letrados aclaran aclaran que el joven "no conoce al citado comisario" y por tanto es "radicalmente falso" que se reuniera con él y con el empresario catalán Javier de la Rosa en un hotel madrileño, como se incluye en un informe policial.

Explica que únicamente supo de la existencia de Villarejo por comentarios de Javier de la Rosa.

Pero durante el "interminable" interrogatorio policial de siete horas al que fue sometido el joven tras su detención el 14 de octubre de 2014, el acta de la declaración fue firmada tras "constantes presiones" y "en un estado anímico de absoluto abatimiento y desconcierto".

Durante el mismo, el instructor del atestado preguntó al joven si conocía al comisario, y cuando contestó que solo había oído hablar de él, este agente le comunicó que iba a avisar a su superior, el comisario Marcelino Martín-Blas.

Y entonces, le especificó que ante éste "debería repetir y exagerar en los posible su relación con el señor Villarejo, pues solo de esta forma podrían ayudarle 'tapando todo en su beneficio'".

Acta de declaración ambigua

Pese a que el joven manifestó a los dos policías que "nunca se había reunido con el reiterado comisario, se consignó en el acta de su declaración de manera ambigua que ambos habían coincido en el hotel Meliá Castilla" de Madrid.

Los abogados de Nicolás consideran que hay "un enfrentamiento entre distintos estamentos policiales" del que el joven es "víctima directa".

En el escrito presentado en el juzgado, la defensa insiste en que se aclare también el origen y el contenido de una grabación en la que varios policías hablan de seguimientos a Francisco Nicolás. Esta grabación fue la que llevó a pedir la nulidad de todo el proceso al considerarla ilegal.

Nicolás es víctima directa
de un enfentamiento entre estamentos policiales

Precisamente, y también dentro de este proceso, la Fiscalía ha remitido hace unos días un escrito sobre este incidente de nulidad presentado por la defensa del joven en el que dice que su formulación como tal es "incorrecta".

No obstante la Fiscalía sí considera relevante que se continúe investigando sobre la grabación, y por ello pide a la Policía que se practiquen diligencias para que se verifique "la certeza de su realidad, alcance y contenido".

El fiscal pide que el agente que entregó el CD en el juzgado que indique si él estuvo presente en la reunión en la que se grabó esa conversación y si fue el autor material de la misma, o que detalle quién se lo dio.