Reunión semanal del gabinete de Gobierno israelí
Ministros israelíes asisten a la reunión semanal del Gobierno celebrada en Jerusalén, el domingo 27 de mayo. EFE/Gil Cohen Magen

Israel debatió este domingo, en la reunión semanal del gobierno, la posibilidad de autorizar al Ejército operaciones por tierra contra los milicanos palestinos de Gaza a fin de impedirles el lanzamiento de sus cohetes Al Kasam contra Israel.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, afirmó, al comenzar la reunión, que "nadie goza de inmunidad entre los implicados en actividades terroristas" tras un ataque palestino desde Gaza en el que murió un israelí después de que 5 milicianos de Hamás y 2 miembros del brazo armado de Al Fatah cayeran en bombardeos israelíes.

El ataque, reivindicado por el Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamas), se registró en la ciudad de Sderot. Un cohete Al Kasam disparado desde Gaza hizo impacto en un coche y causó la muerte a su conductor, un civil de la ciudad de Sderot.

Nadie goza de inmunidad entre los implicados en actividades terroristas"

Israel "no está sujeto a ninguna agenda dictada desde el exterior", y "nosotros decidiremos cuándo y cómo actuaremos sin aceptar condicionamientos de nadie", declaró Olmert.

Amenazas a Haniye

Por su parte, el ministro israelí Rafi Eitán declaró que el primer ministro palestino, Ismail Haniye, "pagará con su cabeza si le tocan un pelo" al soldado israelí Guilad Shalit, cautivo por milicianos de su movimiento islamista Hamás.

Eitán, ministro para Asuntos de los Jubilados y ex jefe del Servicio Secreto (Mosad), hizo estas declaraciones a la radio pública israelí a propósito de supuestas amenazas de portavoces de Hamás sobre la suerte de Shalit si siguen los ataques de la aviación israelí en Gaza, donde este fin de semana murieron cinco palestinos.

Shalit fue capturado el 25 de junio de 2006 en su base militar por milicianos de Hamas, del llamado "Ejército Islámico" y de los Comités Populares de la Resistencia de Gaza.

Hasta la fecha han fracasado todos los intentos para concretar el canje del soldado por cientos de prisioneros palestinos en cárceles israelíes.

Asesinatos selectivos

Ismail Haniye, pagará con su cabeza si le tocan un pelo al soldado israelí Guilad Shalit."

El Gabinete de Seguridad de Israel autorizó esta semana a las Fuerzas Armadas a intensificar sus ataques contra las milicias de ese territorio para poner fin a esos ataques, y también ordenó reanudar los "asesinatos selectivos" de sus dirigentes políticos.

El Ejército arrestó esta semana a 34 personalidades de Hamas, entre estas dos ministros -el último de ellos, Wasfi Qubaha ayer en Jenin-, alcaldes y legisladores con el argumento de que pretenden fortalecer la infraestructura militar de los islamistas en Cisjordania.

Hamás, por su parte, advirtió a Israel sobre las consecuencias que tendrá "toda locura que cometa" en referencia a Haniye y los demás dirigentes islamistas.