A última hora de esta tarde quedó restablecido el tráfico ferroviario que une Madrid con Albacete, Comunidad Valenciana y Murcia tras ser habilitada una de las vías en la línea férrea, después de que la circulación haya permanecido interrumpida debido al temporal.

Según informaron Renfe y Adif en un comunicado, la reanudación del tráfico ferroviario fue posible gracias a la mejoría de las condiciones meteorológicas, que ha permitido efectuar los trabajos a los equipos de mantenimiento y reparación de Adif, la empresa responsable de la infraestructura ferroviaria.

Alrededor de 200 técnicos han trabajado desde las 19.00 del martes, momento en que se produjo el primer corte, para el restablecimiento del servicio, y en estos momentos continúan trabajando para la recuperación de la vía que aún continúa cortada.

Alrededor de 200 técnicos han trabajado desde las 19.00 del martes

Los trenes Alaris, que enlazan Madrid con Valencia, y los Altaria, que cubren los trayectos Madrid-Alicante y Madrid-Murcia/Cartagena, podrán realizar a partir de este momento sus recorridos habituales de origen a destino, aunque con una restricción de velocidad al paso por los tramos afectados por las inundaciones, lo que va a suponer retrasos de alrededor de una hora.

Las circulaciones pendientes, pasadas las 20.00, son un Alaris por sentido en la relación Madrid-Valencia, así como los Altaria, también uno por sentido, que enlazan Madrid y Alicante.

Los trenes no efectúan parada en la estación de Alcázar de San Juan, que no puede admitir viajeros por el deterioro que han sufrido las instalaciones, anegadas por el agua y el barro.

Se mantiene el Plan Alternativo de Transporte que se había establecido para las relaciones Madrid-Jaén y Madrid-Almería debido a que aún continúa cortado el tramo de vía comprendido entre Alcázar de San Juan y Marañón.

Respecto a los trenes nocturnos (Trenhotel) que unen Andalucía con Barcelona, esta noche circularán desde Cádiz, Málaga y Granada combinando el transporte por carretera con la vía de alta velocidad entre Sevilla, Madrid y Camp de Tarragona.

A lo largo del día de hoy la suspensión de la circulación ha afectado a un total de 60 trenes de larga y media distancia y a unos 6.000 viajeros, explicaron las empresas públicas en la nota.