La Ertzaintza encontró ayer por la tarde los cuerpos sin vida de dos hombres, uno de los cuales estaba junto a un charco de sangre, en sus respectivos domicilios, según informó el Departamento de Interior vasco. El cuerpo ensangrentado fue hallado en un piso de la calle Etxepare por una amiga de la víctima, que posteriormente alertó del suceso a las autoridades. La Policía vasca ha iniciado las investigaciones para esclarecer los hechos y no descarta ninguna hipótesis. Por otro lado, la Ertzaintza también localizó, en un domicilio de la calle Zizeruene, el cuerpo de un hombre que llevaba mucho tiempo fallecido.