¿Pero qué le ha pasado a Avril Lavigne? La cantante canadiense, estrella del rock adolescente hace tan solo unas temporadas, ha sacado el demonio que lleva dentro en una revista norteamericana con una exclusiva en la que mata varios pájaros de un tiro.

Avril Lavigne

Primero, se desnuda; segundo, pone pingando a Britney Spears; y tercero, reconoce su propensión a beber más de la cuenta. Bien podría haberse guardado alguna de estas "perlas" para ganar espacio en los medios en próximas ocasiones.

La Lavigne parece celosa de Britney, a la que llama "loca y estúpida". En la entrevista con la revista Blender, critica a la Spears por usar "su aspecto y su sexualidad para vender música".

Ante la evidente contradicción entre sus palabras y sus actos -recordemos que aparece desnuda en la misma revista, con un letrero en portada que dice "Diablos, estoy caliente"-, Lavigne se justifica diciendo que "lo mío está más centrado en la performance".

Por último, Lavigne no se corta a la hora de revelar sus vicios: "Siempre he bebido como una hija de puta, pero estoy en camino de madurar".