El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este sábado, en clara alusión a Podemos, de que algunas fuerzas políticas pretenden conseguir el poder dibujando "una España negra", y ante ello, ha asegurado: "No lo van a conseguir".

Rajoy ha hecho esta consideración en su intervención en un acto del PP en Cataluña que se ha celebrado. El jefe del Ejecutivo ha defendido la gestión de su equipo de Gobierno y ha recalcado que, pese a la crisis, el país ha logrado mantener los pilares del estado del bienestar.

No lo van a conseguir   (Rajoy sobre Podemos) Tras destacar la sanidad y la educación públicas, así como el sistema de pensiones, se ha rebelado contra la imagen de España que algunos pretenden hacer creer.

"No acepto esa España negra que quieren pintar algunos porque gracias a ello piensan que van a sustituir a quienes están gobernando y han tenido que afrontar la crisis más dura que ha habido en décadas", ha recalcado ante discursos como los de Podemos.

Y ante esa pretensión, el presidente del Gobierno se ha mostrado tajante: "No lo van a conseguir".

Mariano Rajoy se ha referido también al "radicalismo" en sus referencias ante la actitud del presidente de la Generalitat, Artur Mas. Y de forma general, ha reconocido que "está de moda" en España ese "radicalismo" por el que abogan diversas fuerzas políticas. No obstante, se ha mostrado convencido de que esa moda será "por poco tiempo".

Contra Mas y Susana Díaz

Rajoy también ha acusado este sábado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, de "andar a lo suyo" y, de forma injustificada, convocar elecciones sólo por sus propios intereses y por intereses partidistas.

Rajoy ha lanzado esta acusación contra Mas y Díaz en un acto del PP en Barcelona sobre la reforma fiscal y que ha sido su primera presencia en Cataluña desde que el presidente de la Generalitat anunciara la convocatoria de elecciones catalanas para el 27 de septiembre.

El jefe del Ejecutivo ha criticado el adelanto electoral, tanto en Cataluña como en Andalucía, y ha considerado que sus respectivos presidentes han dejado de lado a quienes sirven, los ciudadanos de sus respectivas comunidades.

"Es la verdad, así lo pienso y así lo digo", ha subrayado el presidente del Gobierno.