El temporal ha sido protagonista en casi toda España este sábado, y ha dejado la muerte de un hombre en la localidad navarra de Los Arcos, y el desbordamiento de casi 30 ríos en diferentes provincias de la Península.

Bomberos de Pamplona y agentes de la Policía Foral han localizado el cadáver de un hombre de unos 70 años cuya furgoneta había sido hallada en el cauce del río Odrón tras ser arrastrada a causa del temporal de lluvia.

El desbordamiento de unos 23 ríos de León (siete), Palencia (cuatro), Segovia (dos), Burgos (cuatro), Bizkaia (tres) y Gipuzkoa (tres), ha provocado numerosas incidencias, según ha informado la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y ha publicado el servicio regional de emergencias 112.

En concreto, la CHD ha informado de que se han alcanzado los niveles de alarma los caudales de los ríos Bernesga, Luna, Omaña, Órbigo, Porma, Torío y Tuerto, a su paso por la provincia de León.

Además en Camesa, Lucio, Luna, Pisuerga a su paso por la provincia de Palencia, y en el Eresma y Riaza a su paso por la provincia de Segovia.

Crecida del río Ebro

La crecida del río Ebro a su paso por Miranda de Ebro, donde ha alcanzado un caudal de 1.200 metros por segundo, ha provocado inundaciones en esta localidad, aunque también en la comarca de Merindades se han desbordado los ríos Cadagua, Nela y Trueba, lo que ha puesto en alerta a la provincia.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández-Mardomingo, ha activado la situación de emergencia 1 —en una horquilla de cero a tres— del Plan de Protección ante Riesgo por Inundaciones (Inuncyl), ante el aumento de las crecidas por las lluvias y el rápido deshielo.

León ha sido la provincia más afectada por el temporal, seguida de Palencia, Segovia y ZamoraFuentes municipales de Miranda de Ebro han precisado que en esta localidad, el río Ebro ha superado los 6,30 metros de altura, un nivel que no alcanzaba desde hace años. También se ha prestado atención a las crecidas de los ríos Bayas y Zadorra, cuyos caudales también presentan niveles anormalmente elevados.

El Ebro también ha presentado niveles altos a su paso por el Valle de Tobalina, donde se ha desbordado en varios puntos y ha afectado a algunas instalaciones y urbanizaciones.

Otras localidades de la comarca de las Merindades, como Medina de Pomar, Villarcayo o Espinosa de los Monteros, se han visto afectadas por el desbordamiento de los ríos Nela y Trueba. Además, el río Cadagua también ha presentado un caudal notable y se ha desbordado en varios puntos en el Valle de Mena.

El consejero navarro de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás, ha subrayado este sábado que, aunque los ríos se han salido de su cauce natural en diferentes puntos de la Comunidad Foral, "no ha habido daños fundamentales ni intervenciones significativas".

Más de 80 incidencias en Vizcaya

En el País Vasco han sido vigilados el caudal de ríos como el Cadagua, que se ha salido de su cauce en localidades de Bizkaia como Güeñes, Alonsotegi, Balmaseda o Zalla, donde se han habilitado camas en un cine municipal para las personas que no puedan acceder a sus viviendas.

El Ibaizabal también se ha desbordado en Galdakao y Etxebarri, y en el primero de estos municipios cuatro ancianos han sido evacuados de una residencia.

Las incidencias más destacadas han sido la retirada de árboles caídos, tejados, desprendimiento de fachadas, entre otras Además, el Arratia ha inundado varias vegas en la localidad de Artea y el resto de los ríos vizcaínos también han bajado muy crecidos debido a las incesantes lluvias, que han provocado el cierre de algunas carreteras por balsas, como en Erandio. En Bilbao, la Policía Municipal ha vigilado el cauce del Nervión, que también ha bajado muy crecido.

En Gipuzkoa, la situación ha empeorado y se han desbordado algunos ríos en zonas concretas. La cuenta del Deba ha alcanzado el nivel de riesgo rojo a la altura de Oñati y ha mantenido en el nivel naranja en San Prudentzio y Altzola.

También han bajado con mucha agua el Oria y el Urumea, donde el caudal ha alcanzado los 4,41 metros a su paso por el barrio Martutene. Asimismo, las intensas lluvias han dejado balsas de agua y desprendimientos que han obligado al cierre total de la carretera N-634 a su paso por Mendaro.

El Servicio de Bomberos de la Diputación Foral de Vizcaya ha contabilizado desde la tarde del pasado jueves más de 80 avisos a consecuencia de las fuertes precipitaciones y del viento, la mayoría de las actuaciones se ha centrado en achiques de agua en garajes o locales que se han inundado.

Las incidencias más destacas en las que han trabajado ha sido la retirada de árboles caídos o a punto de caer; colocación de contenedores volcados; retirada o sujeción por seguridad de canalones, de tejas, de antenas, de tejados, de carteles, de claraboyas, desprendimiento de fachadas, cables, postes eléctricos y chimeneas, entre otras.

Un herido en Almería

Un hombre ha resultado herido este sábado tras caer un poste de luz como consecuencia del temporal de viento sobre el turismo en el que circulaba en el término municipal de El Ejido (Almería).

Fuentes del servicio de emergencia 112 han informado de que los hechos han tenido lugar en la carretera AL-4301, a unos cuatro kilómetros del núcleo urbano ejidense de Matagorda.

El herido, J.C.M., iba acompañado en el turismo por su hijo, que no ha resultado herido.

Fuentes del Consorcio de Bomberos del Poniente han indicado que han asistido a esta persona, a la que han colocado un collarín a la espera de la llegada de los sanitarios, que lo han llevado a un centro médico en ambulancia.

Tráfico marítico, normalizado

El descenso en la fuerza del viento en la zona marítima del Estrecho de Gibraltar, que ha llegado a alcanzar rachas de más de 80 kilómetros por hora, ha permitido este sábado por la tarde poder ir normalizando una parte del tráfico marítimo entre Ceuta y Algeciras (Cádiz).

Según han informado fuentes portuarias, el buque convencional 'Passió per Formentera' de la compañía naviera Balearia ha mantenido hasta cuatro servicios entre las dos orillas con la intención de descongestionar los dos puertos.

Este buque ha podido navegar mientras que los barcos de alta velocidad de las navieras Acciona Trasmediterránea, Balearia y FRS han tenido que permanecer amarrados a puerto desde primeras horas de la mañana por la fuerza del viento.

Este sábado por la tarde, el barco rápido 'Millenium II' de la compañía naviera Acciona Trasmediterránea ha podido efectuar una de sus salidas previstas al remitir la fuerza del viento.

Peligro de aludes en el noreste

La mayor parte de España ha sufrido desde este viernes una profunda borrasca que ha afectado a casi todas las comunidades autónomas y que empezará a remitir este domingo, según ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Alerta de riesgo naranja por nevadas en Cantabria, Burgos, Palencia, Navarra, Lugo, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y AsturiasLa fuerza de esta borrasca se ha centrado en el Mar del Norte y con centros secundarios sobre el oeste y sur de Europa que ha dado lugar a un temporal de viento, mar, lluvia y nieve en la mayor parte de la península, Baleares, Ceuta, Melilla y zonas de alta mar y costeras adyacentes.

A partir de este domingo, se esperarán nevadas en áreas del norte y centro de la península, y en las sierras del noreste de Andalucía, y viento fuerte en el litoral.

Habrá precipitaciones en Galicia, noroeste de Castilla y León, y el Cantábrico, y serán persistentes en el extremo noroeste peninsular donde podrían ir acompañadas de tormentas.

La Aemet mantendrá este domingo la alerta de riesgo naranja por nevadas en Cantabria, Burgos, Palencia, Navarra, Lugo, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Asturias.

El viento mantendrá en riesgo de alerta naranja en Tarragona, donde podría llegar a soplar con una fuerza de hasta 100 km/h y Castellón; mientras que serán de alerta amarilla en Huesca, Teruel, Zaragoza, Burgos, León, Palencia, Soria, Barcelona, Gerona, Lérida, Melilla, Alicante, Valencia, Baleares, La Rioja y Murcia.

En cuanto a los fenómenos costeros, afectarán a todas las zonas adyacentes a la Península y Baleares. Se encontrarán en alerta de riesgo amarillo por fenómenos costeros el litoral de Almería, Barcelona, Melilla, Alicante, Castellón, Valencia, Pontevedra, Ibiza, Formentera y Menorca.