La Comarca Comunidad de Teruel ha elegido, para la Feria Internacional Turismo (Fitur), dos productos turísticos de gran atracción en el territorio: la ruta de los 16 senderos estrella y la 'Dinoexperience'. Ambos reclamos se muestran en el stand del Gobierno de Aragón.

Para la difusión de los 16 senderos estrella, se ha elaborado un plano tamaño A-3 en el que aparecen los detalles de cada uno de estos tramos. Su elección se debe a su "atractivo natural y patrimonial", según ha explicado a Europa Press la coordinadora del Servicio Comarcal de Desarrollo Local de Comunidad de Teruel, Carmen Alonso.

Entre los recorridos elegidos, se encuentra la Ruta del Acueducto Romano (Gea de Albarracín-Tella), el Sendero del Barranco de la Hoz (Aguatón), la Ruta de los Estrechos del Ebrón (El Cuervo- Tormón) o el Sendero de Amanaderos (Riodeva). En este último, hay un total de "13 saltos de agua", ha detallado Alonso.

"Además, en el plano hemos añadido unos códigos QR que redirigen a un sitio web donde es posible descargar, en los dispositivos electronicos que lo permitan, los senderos georeferenciados", ha señalado. El objetivo, es "facilitar la orientación" al caminante.

Por otra parte, la 'Dinoexperience' pretende hacer "viajar en el tiempo" al turista gracias a la visita a cuatro puntos de gran atractivo paleontológico en el territorio: el Parque de Dinópolis Teruel, los yacimientos de Galve y Riodeva, y el antiguo poblado minero de Libros.

El parque de Dinópolis Teruel, que combina ciencia y entretenimiento, busca ofrecer un espacio de ocio para toda la familia gracias a la exhibición de fósiles de dinosaurios, recreaciones animatrónicas o viajes en vehículos "especiales".

Icnitas en galve

Por su parte, el yacimiento de Riodeva ofrece como reclamo los restos del primer ejemplar del 'Turiasaurus riodevensis'. En Galve, se pueden descubrir de primera mano las huellas fosilizadas de dinosaurios, también conocidas como icnitas.

La oferta de 'Dinoexperience', recogida en un folleto explicativo, se completa con el antiguo poblado minero de Libros donde el visitante puede descubrir, además de las casas-cueva de este pueblo abandonado en 1956, los restos fosilizados de las ranas 'Pueyoi', de 10 millones de años de antigüedad.

Consulta aquí más noticias de Teruel.