Michelle Obama genera revuelo al prescindir del velo en Arabia Saudí
 Barack Obama (c), y a su mujer Michelle Obama, recibidos por el nuevo rey saudí, Salman bin Abdelaziz (dcha), tras su llegada a Riad. EFE/Agencia De Prensa Saudí (SPA)

Acostumbrada a cosechar alabanzas casi unánimes con sus decisiones de vestuario, Michelle Obama ha recibido otro tipo de reacciones al prescindir del velo en Arabia Saudí, un gesto que generó polémica en Twitter y en el que muchos ven hoy un trasfondo claramente político.

La decisión no supone una ruptura del protocolo en Arabia Saudí

Durante su breve visita a Riad el martes para acompañar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en el funeral del rey saudí Abdalá, la primera dama estadounidense optó por cubrirse el cuerpo por completo con un pantalón negro, una blusa azul eléctrico y una chaqueta larga estampada, pero dejó al descubierto sus cabellos.

La decisión no supone una ruptura del protocolo en Arabia Saudí, donde la estricta interpretación de la ley islámica o sharía obliga a las mujeres saudíes a llevar velo y vestimenta negra que cubra todo el cuerpo, pero no impone el mismo requisito a las extranjeras.

Eso no evitó, sin embargo, que a lo largo del día se enviaran en la red Twitter unos 1.500 mensajes con la etiqueta en árabe "Michelle Obama sin velo", muchos de ellos críticos con la primera dama.

La diplomacia saudí se vio incluso obligada a desmentir un rumor de que la televisión estatal del país había colocado una mancha borrosa encima de la figura de la primera dama para ocultar su cabello en las imágenes que transmitió de los actos oficiales.

Muchos medios de Estados Unidos se preguntaban hoy si Michelle Obama, conocida por elegir con cuidado su atuendo para cada ocasión, buscaba enviar un mensaje sobre los derechos de la mujer en el mundo árabe.

La vestimenta de la primera dama en este viaje fue coherente con la que llevaron otras primeras damas

"La vestimenta de la primera dama en este viaje fue coherente con la que llevaron otras primeras damas como Laura Bush y Hillary Clinton en sus visitas a Arabia Saudí, o la canciller (alemana) Angela Merkel", dijo hoy el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Eric Schultz, en su conferencia de prensa diaria.

Anita McBride, que fue jefa de gabinete de Laura Bush, asegura que la exprimera dama y esposa de George W. Bush no pretendía mandar un "mensaje político" cuando acudió sin velo a una reunión con el rey saudí Abdalá en 2006.

"Y tampoco creo que se trate de una declaración política para impulsar una opinión feminista, como se está describiendo en los medios", afirmó McBride a Efe.

"No se le exige llevar velo, y no creo que se hubiera arriesgado a hacer algo tan poco apropiado diplomáticamente como usar una razón política para promover una idea cuando están visitando Arabia Saudí en un momento de luto", añadió la exfuncionaria.

Según Katherine Jellison, que estudia la historia de las primeras damas de Estados Unidos para la Universidad de Ohio, "el hecho de que Laura Bush hubiera sentado ya el precedente" en 2006 "probablemente facilitó las cosas para que Michelle Obama siguiera su ejemplo e hiciera lo que le resultaba más cómodo".

Además, la familia que rige Arabia Saudí "es menos estricta en sus ideas sobre el comportamiento de la mujer que los líderes religiosos del país", y saber que sus anfitriones "no iban a sentirse personalmente ofendidos por su gesto probablemente también hizo más fácil la decisión", explicó Jellison a Efe.

En efecto, la familia real saudí no ha expresado públicamente señales de incomodidad por el gesto, y ha sido en las redes sociales y los medios de comunicación donde se ha generado el debate.