Una banda de atracadores tiene aterrorizados a los vecinos de una barrio de Gavá (Barcelona) después de entrar a robar en nueve viviendas mientras sus propietarios estaban en el interior sin que estos se enteraran.

Discretos y silenciosos, accedieron a algunas viviendas a través de los balcones mientras sus dueños dormían.

Los dueños de los pisos no supieron que habían sido robados hasta el día siguiente y han asegurado que están convencidos de que no fueron drogados ya que no presentan ningún síntoma.

La banda todavía no ha sido detenida a pesar de que la policía ha organizado un dispositivo especial para vigilar la zona.