La sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ordenado ejecutar la sentencia del 31 de mayo de 2006 en la que se propone, entre otras medidas, que la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) deje de prestar el servicio en las líneas 25 y 28 a Campanillas, donde Herederos de Francisco Olmedo tiene la concesión. El origen del pleito se remonta a 1999, cuando el Ayuntamiento decidió llegar al distrito sin contar antes con Olmedo, aseguran fuentes próximas a la empresa. La EMT, por su parte, recurrirá la sentencia del TSJA e insiste en que no retirarán sus autobuses de la zona.