Un accidente llevó a otro. Primero, un coche se salió de la calzada en la A-8 a la altura de Eíbar, lo que provocó que dos vehículos que circulaban tras él colisionaran entre ellos. Una ambulancia acudió al lugar para socorrer a los heridos y cuando estaba estacionada a un lado de la calzada, llegó un camión por detrás y chocó contra ella. Resultaron heridas tres personas: una mujer a causa del primer accidente y dos por el segundo. El incidente se produjo hacia las nueve de la mañana y durante hora y media quedaron cortados un carril en sentido a Bilbao y otro a Donostia, lo que causó largas colas.